Sede de la SGAE en Madrid
Sede de la SGAE en Madrid

La directiva de la SGAE anuncia unos nuevos estatutos para evitar la intervención del Ministerio de Cultura

La Junta Directiva de la entidad aprobó ayer un nuevo texto de los Estatutos que, según la sociedad, «asume y responde a la totalidad de las exigencias legales derivadas de la nueva Ley de Propiedad Intelectual»

Actualizado:

La directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) anunció este miércoles una modificación de sus estatutos para cumplir con las exigencias del Ministerio de Cultura y Deporte, que pidió a la Audiencia Nacional una intervención de la entidad para adecuar su funcionamiento a la ley de propiedad intelectual.

La Junta Directiva aprobó ayer un nuevo texto de los Estatutos que, según la sociedad, «asume y responde a la totalidad de las exigencias legales derivadas de la nueva Ley de Propiedad Intelectual». Estos Estatutos deberán ser ratificados por la Asamblea General, que se celebrará el próximo 24 de junio.

El ministro de Cultura, José Guirao, solicitó a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional una intervención parcial de la sociedad de autores para nombrar una gestora que adapte los estatutos, implante un sistema de voto electrónico y modifique el reparto de derechos de autor, después de que la SGAE incumpliera todos los plazos.

«Las modificaciones introducidas suponen una mayor exigencia de transparencia, además de reforzar la supervisión a través de nuevos mecanismos de control», aseguró la entidad en un comunicado. En este sentido, contemplan la creación de un «órgano de control y supervisión» que denomina «Comisión de Supervisión».

La soprano, compositora y directora de orquesta Pilar Jurado, elegida a finales de febrero como nueva presidenta de la Sociedad General de Autores y Editores tras el cese de José Ángel Hevia, inició un proceso para elaborar unos nuevos estatutos.

La intervención de la SGAE iniciada por el Ministerio es el resultado de varios requerimientos incumplidos por la sociedad. El plazo del último requerimiento expiró el pasado 27 de diciembre, sin que la sociedad pudiera cambiar los Estatutos en su Asamblea, que sólo contó con el 58% de apoyos, insuficientes para modificarlos.