Interior de la cripta de San Michan
Interior de la cripta de San Michan - Ayuntamiento de Dublín

Decapitan la momia del Cruzado en la cripta de San Michan de Dublín

Los vándalos han robado la cabeza y han profanado otras momias, como la de una religiosa de hace 400 años

MadridActualizado:

Unos vándalos han decapitado una momia de hace 800 años conocida como el Cruzado y se han llevado su cabeza de la cripta de Dublín donde yacía, según han confirmado este martes la Policía y la Iglesia Católica de Irlanda. El archidiácono David Pierpoint describió cómo la cabeza del Cruzado había sido «separada de su cuerpo y quitada».

Otras momias, entre ellas las de una religiosa de hace 400 años, han sido igualmente «profanadas» en este ataque a la iglesia de San Michan y la cámara funeraria ha resultado dañada, precisó la Iglesia.

«Me sorprende que este antiguo lugar funerario haya sido atacado y que los restos de los que aquí descansan hayan sido profanados», declaró el arzobispo de Dublín Michael Jackson, que ha pedido a los responsables que recapaciten y devuelvan la cabeza robada, según informa Afp.

Iglesia de St.Michan
Iglesia de St.Michan - St.Michans Church

Se dice que el Cruzado murió durante o poco después de una cruzada para retomar Jerusalén. Debido a su gran tamaño, rompieron y doblaron sus piernas para que pudiera entrar en el ataúd de la cripta de San Michan.

Construida en 1095, la iglesia es una atracción turística. Según una leyenda local, su cripta inspiró al autor de «Drácula», Bram Stoker.

La Policía irlandesa ha informado de que la cripta fue atacada en la noche del sábado al domingo, aunque el robo fue descubierto el lunes por un guía que abrió la iglesia a unos visitantes, según precisó la Iglesia de Irlanda.

Ésta teme que la cabeza momificada del cruzado se corrompa en contacto con el aire exterior.

La cripta de San Michan sufrió anteriormente un ataque en 1996, cuando un grupo de adolescentes irrumpió en el lugar y tomó varios cuerpos momificados de sus ataúdes. «Los arrastraron por el suelo y parecían estar jugando al fútbol con sus cabezas» cuando «los guardias hicieron su trabajo extraordinariamente bien y los capturaron», explicó el archidiácono Pierpoint al Irish Times.

La iglesia se verá obligada a cerrar la cripta tras este episodio de vandalismo y robo.