«Popeye», de Jeff Koons, no alcanzó las expectativas
«Popeye», de Jeff Koons, no alcanzó las expectativas

Sotheby’s pierde comba con Christie’s

Aunque la casa de subastas firmó ayer una noche con buenos precios y récords para varios artistas, sus números están muy por detrás de su gran rival, Christie’s

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Es difícil decir que Sotheby’s tuvo ayer una mala noche, cuando vendió cinco cuadros por encima de los 20 millones de dólares y recaudó un total de 364,4 millones de dólares. Pero, si su vara de medir es Christie’s, la casa de subastas no puede estar satisfecha.

La vecina con sede en Rockefeller Center batió el récord de recaudación en subasta una noche antes, con un total de 745 millones de dólares, y sólo dejó cuatro lotes sin comprador. Ayer, Sotheby’s no llegó ni a la mitad de la recaudación ni fue capaz de vender doce de las piezas que salieron a la puja.

La mayor decepción fue una pintura sin título de Willem de Kooning, valorada entre 15 y 25 millones de dólares, que fue devuelta a los corrales de Sotheby’s sin encontrar un coleccionista con suficiente interés en ella.

También se esperaba más del «Popeye», la escultura de Jeff Koons que mandaba en los catálogos y folletos publicitarios de la subasta. Sotheby’s, que no había dado estimación para esta pieza, inició la subasta en 24 millones, pero el intercambio de pujas solo avanzó hasta los 28,1 millones, un precio muy por debajo de los 58,4 millones que Christie’s consiguió el pasado noviembre por uno de sus «perros globo».

El comprador del «Popeye» fue el multimillonario Steve Wynn, que ha encontrado un lugar ideal para exhibir su nueva adquisición, según anunció Sotheby’s: su casino de Las Vegas.

Aquella subasta de noviembre convirtió a Koons en el artista vivo con la obra más cara vendida en subasta, cuyo honor correspondía hasta entonces a Gerhard Richter, que anoche fue uno de los protagonistas con «Blau», un cuadro adjudicado por 28,7 millones de dólares, el segundo más caro de la velada.

El mejor precio de la noche lo consiguió Andy Warhol con sus «Seis autorretratos». Se vendieron por 30,1 millones de dólares, un buen precio, pero a mucha distancia de los 84,1 millones por «Black Fire I», de Barnett Newman, que lideró la subasta de Christie’s. Y a años luz de los 105,4 millones que Sotheby’s consiguió el año pasado por «Silve Car Crash (Double Disaster)», otra obra del propio Warhol.

Récords para nueve artistas

En cualquier caso, el artista pop fue de lo más destacado de la subasta de ayer. Se colocaron seis obras suyas, con una recaudación total de 71 millones de dólares.

En el plano positivo, Sotheby’s consiguió que muchas de las obras que sacó a la puja, el 51%, alcanzaran un precio final superior a la estimación más alta. Pero, como esta circunstancia se produjo sobre todo entre las obras con precios más bajos, no se tradujo en un aumento considerable de la recaudación total.

Sotheby’s también consiguió establecer récords para nueve artistas: Rosemarie Trockel, Dan Flavin, Adam McEwen, Matthew Barney, Sarah Lucas, Keith Haring, James Rosenquist, Wady Guyton y Julian Schnabel.