«Rogue One»Los planetas de «Star Wars» que son reales (o que podrían serlo)

Mundos con dos soles como Tatooine o los helados como Hoth son una realidad

MADRIDActualizado:123456
  1. Tatooine, el planeta con dos soles

    Tattoine, el hogar de Luke Skaywalker
    Tattoine, el hogar de Luke Skaywalker - Lucasfilm Ltd. & TM.

    La NASA tiene una especial atracción por el universo «Star Wars». En el estreno de «El despertar de la Fuerza» el pasado año, la agencia estadounidense recopiló los personajes, tecnología y situaciones que aparecen en la ficción y que se asemejan de forma sorprendente a la realidad de la exploración espacial... Ahora, con motivo del nuevo episodio, «Rogue One», se ha fijado en los mundos de la saga galáctica que podrían ser mucho más que ciencia ficción.

    Algunos de los planetas descubiertos alrededor de estrellas en nuestra propia galaxia se parecen al árido Tatooine, el acuoso Scarif e incluso al congelado Hoth, según los investigadores de la NASA. Exiten más de 3.400 mundos confirmados fuera de nuestro Sistema Solar, y algunos de ellos quizás resulten aún más extraños que los que aparecen en «Rogue One».

    Un planeta real descubierto en nuestra galaxia recordó tanto al hogar de Luke Skywalker que los científicos lo nombraron Tatooine en su honor. Oficialmente llamado Kepler-16b, este mundo del tamaño de Saturno está a unos 200 años luz de distancia en la constelación de Cygnus. La realidad de sus dos soles era tan sorprendente, que el propio George Lucas, director de la saga, aceptó el apodo que los astrónomos eligieron para el planeta.

    «Este es el primer sistema planetario donde se podría ver una puesta del sol doble», dice el astrofísico Laurance Doyle, del Instituto SETI, que descubrió el planeta.

    En Kepler-16b, una persona tendría dos sombras. En una tormenta, aparecerían dos arco iris. Cada atardecer sería único, porque las estrellas están siempre cambiando su configuración. La construcción de un reloj de sol requeriría cálculo.

    Los astrónomos han descubierto que casi la mitad de las estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea, son pares, en lugar de estrellas individuales, como nuestro Sol. Así, mientras que Kepler-16b es probablemente demasiado frío y gaseoso para albergar vida, podría haber un «gemelo» habitable de Tatooine en alguna parte.

  2. Jakku y Jedha, los mundos desérticos

    Jakku, un planeta desértico
    Jakku, un planeta desértico - David James / Disney / Lucasfilm

    George Lucas tiene una gran afición por sacar planetas desérticos, y al menos un científico de la NASA cree que está en el camino correcto. «Los planetas de desierto son posibles. Tenemos uno aquí en nuestro sistema solar, Marte. Y pensamos que estos planetas en otros lugares podrían ser aún más habitables de lo que es Marte», dice Shawn Domagal-Goldman, astrobiólogo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

    Al investigador le gusta la proliferación de mundos áridos de la saga porque creen que podrían reflejar la galaxia en que vivimos. «El tema recurrente de los mundos de desierto en 'Star Wars' es muy interesante, porque hay algunas investigaciones que muestran que estos podrían ser mundos habitables», dice Domagal-Goldman, científico del clima.

    Además, estos mundos son probablemente muy comunes. Podrían ser calientes, como Tatooine y Jakku, o fríos, como Marte y Jedha en «Rogue One».

    «La falta de agua en un planeta desierto podría ser lo que hiciera que fuera más habitable. El agua amplifica los cambios en los climas y puede causar que los mundos se vuelvan muy calientes, como Venus, o realmente fríos, como Europa (luna helada de Júpiter)», dice el investigador.

  3. Hoth, el planeta de hielo

    Encelado es un mundo helado muy parecido a Hoth
    Encelado es un mundo helado muy parecido a Hoth - NASA

    Hay un mundo llamado Hoth en nuestra galaxia, un supertierra helada descubierta en 2006. Los científicos la llamaron así por la base rebelde congelada que aparece en «El Imperio Contraataca». La denominación científica del planeta es OGLE 2005-BLG-390L.

    Nuestro Hoth es demasiado frío para sostener la vida tal como la conocemos. Pero la vida podría evolucionar bajo el hielo de un mundo diferente. En la Tierra, se ha descubierto en el interior de volcanes, fosas oceánicas profundas, e incluso en el suelo congelado de la Antártida.

    La NASA está diseñando actualmente una misión a Europa para buscar vida bajo su corteza. Y la luna Encelado de Saturno también contiene un océano subterráneo que podría albergar vida extraterrestre.

  4. Kamino y Scarif, los mundos oceánicos

    Kamino, un mundo océanico
    Kamino, un mundo océanico - Disney/Lucasfilm Ltd. & TM.

    Para los científicos que caracterizan exoplanetas, el planeta más importante para estudiar es la Tierra, el único planeta conocido con vida. Y la vida en la Tierra comenzó en el océano.

    «Necesitamos la ciencia del clima de la Tierra para ayudarnos a entender la habitabilidad planetaria y la diversidad potencial de la vida en exoplanetas», dice la astrobióloga Nancy Kiang, del Instituto Goddard de Estudios Espaciales.

    No se ha confirmado la existencia de mundos oceánicos como el Kamino de lluvias perpetuas en «El ataque de los clones», o de mundos con océanos, como el playero Scarif de «Rogue One». Pero sí hemos encontrado mundos con mares congelados en nuestro sistema solar: las lunas Europa y Encélado.

    Podemos incluso ser capaces de vislumbrar un océano en un exoplaneta en un futuro no muy lejano.

  5. Endor y Takodana, los mundos verdes

    El exhuberante Takodana
    El exhuberante Takodana - Disney / Lucasfilm Ltd.

    Tanto la luna boscosa de Endor, de «El retorno del Jedi», como Takodana, el hogar de la cantina preferida de Han Solo en «El despertar de la Fuerza», son verdes como nuestro planeta. Pero los astrobiólogos piensan que la vida vegetal en otros mundos podría ser de color rojo, negro, o incluso de los colores del arco iris.

    Hace unos meses, los astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) anunciaron el descubrimiento de Próxima b, un planeta a sólo 4 años-luz de la Tierra, que orbita una pequeña estrella roja. El color de la estrella sería rosa para el ojo humano, y el planeta parecería de color púrpura oscuro a morado claro mirándolo desde una nave espacial. Desde la superficie de Próxima b, el cielo parecería violeta.

    Al igual que las algas cambia de color de verde a marrón oscuro a medida que se profundiza en el océano, las plantas en un planeta enano rojo brillante pueden cambiar desde el lado diurno al nocturno. Y eso puede significar un arco iris de vida vegetal.

  6. Los mundos habitados

    Los planetas de «Star Wars» están llenos de vida
    Los planetas de «Star Wars» están llenos de vida - Disney / Lucasfilm Ltd. & TM.

    En el universo de «Star Wars», Lucas y compañía prevén decenas de mundos hervideros de seres inteligentes. En nuestra galaxia, solo conocemos uno igual: la Tierra. Sin embargo, los científicos de la NASA creen que tenemos la oportunidad de encontrar vida más allá de nuestro sistema solar.

    Los próximos años van a ver el lanzamiento de una nueva generación de naves espaciales para buscar planetas alrededor de otras estrellas. El satélite TESS y el Telescopio Espacial James Webb de la NASA intentarán determinar lo que hay en las atmósferas de otros planetas. Luego, en la próxima década, el telescopio Wide Field Infrared Survey (WFIRST) nos traerá imágenes de exoplanetas alrededor de estrellas similares al Sol