La imagen más grande y precisa del cielo entero

Es tan detallada que harían falta 500.000 televisores de alta definición para poder verla en su plena resolución

madrid Actualizado:

Los responsables del proyecto Sloan Digital Survey III (SDSS-III) han dado a conocer la imagen digital en color más grande jamás tomada de todo el cielo. La fotografía de más de un billón de píxeles ha sido elaborada en la última década con millones de instantáneas de 2,8 megapíxeles y el trabajo de cientos de personas. La imagen es tan grande y detallada que harían falta 500.000 televisores de alta definición para poder verla en plena resolución. Gracias a su precisión, «proporcionará nuevas oportunidades para muchos descubrimiento científicos en los próximo años», asegura Bob Nichol, profesor en la Universidad de Portsmouth y portavoz científico de la SDSS-III.

Lo cierto es que esta nueva imagen, presentada en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana que se celebra en Seattle, ofrece a los astrónomos una visión global del cielo nocturno como nunca antes se había conseguido. A simple vista, sin profundizar, parece una amalgama de materia, pero, en realidad, todos esos puntos dorados esconden buena parte de la riqueza del Universo. Los datos de la Sloan Digital Survey se han utilizado para descubrir cerca de 500 millones de objetos astronómicos, incluidos asteroides, estrellas, galaxias y distantes cuásares. Las últimas y más precisas posiciones de estos objetos es lo que ahora todos podemos observar.

Recompensa histórica

«Esta es una de las mayores recompensas en la historia de la ciencia», dice satisfecho Mik Blanton, de la Universidad de Nueva York, que dirige el trabajo de archivo de datos en la SDSS-III. Blanton y otros científicos han trabajado durante meses preparando la puesta a punto de todos estos datos. «Son un legado para la historia», asegura.

La imagen se inició en 1998 con lo que entonces era la cámara digital más grande del mundo, un detector de imágenes de 138 megapíxeles situado en el Observatorio Apache Point de Nuevo México (EE.UU.). Los responsables del proyecto dicen que esta enorme imagen han formado las bases para nuevos registros el cielo utilizando el telescopio SDSS. A partir del espectro, los científicos pueden descubrir cuáles son las distancias a las galaxias y las propiedades de las estrellas, como su temperatura o su composición química. La medición de estos datos comenzó en 2009 y continuará hasta 2014. Una vez terminada, los científicos obtendrán el mayor mapa en 3-D de las galaxias jamás realizado. Estas medidas también ayudarán a los astrónomos a comprender la naturaleza de la energía oscura.