«Amanecer de la Tierra», tomada por Anders el 24 de diciembre de 1968
«Amanecer de la Tierra», tomada por Anders el 24 de diciembre de 1968 - NASA/Bill Anders

La historia de William Anders, el primer hombre que vio el amanecer de la Tierra

El astronauta del Apolo 8 fue el autor de una de las fotografías más reproducidas de nuestro planeta desde el espacio

ABC Ciencia
MadridActualizado:

Una de las imagenes más icónicas del siglo XX es la conocida como “Earthrise” -el amanecer de la Tierra- realizada por uno de los miembros del Apolo 8, la segunda misión tripulada del programa espacial Apolo.

Su belleza se basa en el contraste que produce el azul y blanco de nuestro planeta, con el gris lunar. La fotografía muestra a la Tierra emergiendo sobre un sombrío paisaje lunar a unos 385.000 kilómetros de distancia.

El astronauta William Anders
El astronauta William Anders - NASA

Esta imagen merece una reflexión filosófica adicional. El momento en el que se toma la fotografía -Nochebuena de 1968- todos los Homo sapiens están inmersos en la canica blancoazulada excepto tres astronautas estadounidenses (Borman, Lovell y Anders), los únicos en toda la Historia de la humanidad que han conseguido salir, hasta ese momento, de la órbita terrestre.

Estos hombres ocupan un lugar privilegiado en el Olimpo de la Carrera Espacial, al ser los primeros en ver la Tierra completa, en poder contemplar el lado oculto de la Luna y disfrutar, por vez primera, del amanecer terrestre desde nuestro satélite.

El primer fotógrafo lunar

La fotografía fue tomada por William Anders, el primer científico en abandonar la superficie de nuestro planeta. Fue una más de las casi ochocientas fotografías que se tomaron durante la misión, las cuales tendrían un valor incalculable para elegir el lugar del alunizaje del Apolo 11.

A mediados de agosto de 1968 Anders recibió una llamada telefónica que le cambiaría la vida: la NASA acababa de cancelarle sus vacaciones estivales. A modo de compensación recibiría un billete con destino a la Luna.

Anders había sido seleccionado para pilotar el módulo lunar. Fue el 21 de diciembre de 1968 cuando el cohete Saturno V impulsó al Apolo 8 rumbo a nuestro satélite.

Tardaron tres días llegar a la Luna, una vez allí orbitaron diez veces a lo largo de veinte horas y regresaron a la Tierra amerizando en un punto geográfico del Océano Pacífico. Fueron recibidos con todos los honores y la revista Time les premió con el título de «los hombres del año».

Una curiosidad añadida. Los pilotos de reserva del mítico Apolo 8 eran Armstrong, Aldrin y Haise, que sería sustituido posteriormente por Mike Collins -ya recuperado de una intervención traumatológica-, los tres astronautas que formarían la tripulación del Apolo 11.

Un ingeniero en órbita

La tripulación del Apolo 8. Anders, en el medio
La tripulación del Apolo 8. Anders, en el medio - NASA

Anders era el astronauta más joven –treinta y cinco años- de la misión Apolo 8 y el único que no había nacido en suelo estadounidense. Lo había hecho en Hong Kong, debido a que su padre, militar de profesión, estaba destinado en aquellos momentos en el Pacífico.

En 1963 entró a formar parte del equipo de astronautas de la NASA debido a su preparación académica, era ingeniero eléctrico por la Academia Naval de los Estados Unidos y tenía un master en ingeniería nuclear.

Previo al viaje espacial fue el encargado de los sistemas de control del medio ambiente de cápsulas tripuladas, en los efectos de la radiación espacial y en diseñar la forma de disminuir su peligrosidad. Se podría considerar que Anders fue el primer experto en «salud laboral espacial».

La NASA lo dejó como piloto de reserva del Apolo 11. Poco tiempo después abandonó la agencia espacial y desde 1973 fue el responsable de la investigación y desarrollo en el ámbito de la energía –incluida la nuclear-.

En homenaje a Anders uno de los cráteres lunares -se observa en la fotografía Earthrise- fue bautizado como Anders' Earthrise. Se encuentra situado muy próximo al cráter Apolo.

El cráter dedicado a Anders, en su icónica fotografía
El cráter dedicado a Anders, en su icónica fotografía - NASA/Bill Anders
Para conmemorar el 50 aniversario de la misión Apolo 8, la NASA nombró dos cráteres lunares como Anders' Earthrise y 8 Homeward
Para conmemorar el 50 aniversario de la misión Apolo 8, la NASA nombró dos cráteres lunares como Anders' Earthrise y 8 Homeward - NASA / IAU
M. Jara
M. Jara

Pedro Gargantilla es médico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgación.