A la izquierda, la cápsula en el momento de la apertura. A la derecha se puede observar el objeto extraño brillante - HAYABUSA2 / JAXA / TWITTER / Vídeo: Un objeto artificial sin identificar, entre las muestras tomadas del asteroide Ryagu - ABC Multimedia

Encuentran un objeto artificial entre las muestras tomadas del asteroide Ryugu

Los investigadores de la agencia espacial japonesa señalan que puede ser parte del fuselaje de la nave, desprendido en el momento en que «bombardeó» la superficie de la roca espacial

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Casi un mes después de que la agencia espacial japonesa JAXA recuperara las muestras de la misión Hayabusa 2, las sorpresas continúan: entre los restos recolectados del asteroide Ryugu se ha hallado un objeto artificial que aún no han podido identificar. Entre el polvo negro y las rocas que contenía la cápsula que volvió a la Tierra, han encontrado un objeto brillante, quizá parte del fuselaje de la nave.

Así lo han explicado desde JAXA a través de su cuenta de Twitter, donde han detallado que el descubrimiento se produjo el pasado 21 de diciembre, cuando se abrió el contenedor recuperado con los restos recuperados del remoto asteroide, y que podrían aportar importantes claves sobre los orígenes del Sistema Solar.

«El trabajo de conservación de las muestras de Ryugu avanza a un ritmo constante. El 21 de diciembre se abrieron las cámaras de recogida de muestras B y C y luego el contenido de las cámaras A y C se trasladó a los contenedores de recolección que se ven en la foto. ¡Las partículas más grandes en la cámara C miden aproximadamente 1 cm!», explican desde la agencia espacial nipona.

En la imagen se puede apreciar un objeto brillante de aspecto metálico, un cuerpo que, por el momento, no ha sido identificado, tal y como afirman desde Jaxa: «Aún no hemos confirmado el origen del objeto artificial. Se utilizó un proyectil durante la recolección de la muestra y es posible que este cuerpo sea aluminio separado del muestreador durante ese momento», señalan en un tuit posterior.

En la página oficial de JAXA explican la misma teoría: «El material artificial parece estar presente en la cámara C. El origen está bajo investigación, pero una fuente probable es el aluminio raspado del cuerno del muestreador de la nave espacial cuando se disparó el proyectil para retirar el material durante el aterrizaje». Es decir, que es muy probable que la nave, durante alguno de los disparos efectuados a la superficie de la roca, sufriera un pequeño desprendimiento en el equipo que «bombardeó» a Ruygu que, después, quedó atrapado dentro de la cápsula con el resto de muestras.

Una misión para desvelar los orígenes del Sistema Solar

La misión Hayabusa 2 tenía como objetivo recoger muestras de Ryugu, un atípico asteroide del que los científicos han sugerido que se formó a partir de un cataclismo, según un estudio previo publicado en «Science». Forma parte de las condritas carbonáceas, un primitivo tipo de asteroides caracterizado por su color oscuro.

Tras abrir la cápsula, los investigadores japoneses descubrieron que había más material del esperado, así como rocas «grandes» que serán analizadas en los próximos meses. El recipiente contenía, además, gas recolectado en el momento de la extracción, que será también estudiado para averiguar si es el propio asteroide el que los emana. Mientras, Hayabusa 2 ya ha emprendido de nuevo el viaje hacia 2001 CC 21, un tipo de asteroide poco común muy pequeño y de rotación muy rápida, para después acercarse a otro objeto llamado 1998 KY 26. Si todo va según lo previsto, la nave llegará a su primer destino en 2026 y al segundo en 2031.

Ver los comentarios