Ciencia

Ciencia

Nacen los primeros monos a partir de una mezcla embrionaria de seis primates

Día 10/01/2012 - 21.02h
Temas relacionados

Los «macacos quiméricos» podrían ser el paso previo a la creación de «humanos quiméricos»

El término «mono quimérico» se ha empleado en la tradición literaria para referirse a un demonino especialmente monstruoso. La «quimera» es también un animal mitológico con cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón. Pero ahora un equipo de investigadores del Oregon National Primate Research Center (Centro Nacional de Investigación con Primates de Oregón, EE.UU.), que pertenece a la Oregon Health & Science University, ha producido monos a partir de un cultivo de células que representan seis genomas distintos. Han mezclado embriones de tres parejas de macacos rhesus, los han implantado en madres, y han logrado que nazcan los gemelos Roku y Hex, con material genético de las seis aportaciones. Y los llaman así: «monos quiméricos». Los científicos de Oregón señalan que son «normales» y «saludables» y que se ha logrado un gran avance científico, puesto que hasta ahora la investigación «con animales quiméricos» se había limitado en gran medida a los ratones.

La clave estaba en mezclar células de embriones «muy jóvenes», cuando cada célula embrionaria era totipotente. Esta clase, la totipotente, puede crecer y formar un organismo completo: tanto los componentes embrionarios (como los tejidos que dan lugar al saco vitelino), como los extraembrionarios (como la placenta). «Las posibilidades para la ciencia son enormes», insiste Shoukhrat Mitalipov, el científico del Oregon National Primate Research al frente de la investigación. «Las células no se fusionan, pero permanecen juntas y trabajan para formar tejidos y órganos», explica Mitalipov. Su hallazgo se publicará en la revista científica Cell, que hoy ha dado un avance en su página web.

Hasta ahora, el equipo de Mitalipov no había conseguido producir «monos quiméricos» mediante la introducción de cultivos de células madre embrionarias en embriones de monos, algo que sí había funcionado con «ratones quiméricos». Estos han sido importantes en la investigación biomédica: han permitido la producción de ratones transgénicos knock-out con genes específicos que mutan, afirma Mitalipov. Un ratón knockout o ratón KO es un ratón modificado por ingeniería genética para que uno, o más, de sus genes quede inactivo mediante la técnica gene knockout.

Las células madre de embriones

Según Mitalipov, los embriones de primates evitan que los cultivos de células madre embrionarias se integren, como ocurre en los ratones. Su estudio también sugiere que las células cultivadas de embriones de primates, y las células madre humanas, algunas de las cuales se han mantenido en el laboratorio durante décadas, no son tan potentes como las que se encuentran dentro de un embrión vivo. Así, para Mitalipov, «hay que volver a lo básico»; «además de estudiar las células madre embrionarias cultivadas, también hay que estudiar las células madre de embriones».

«No podemos modelarlo todo a partir del ratón», continúa Mitalipov. «Si queremos llevar terapias con células madre desde el laboratorio a las clínicas y del ratón a los humanos, tenemos que entender lo que estas células de primates pueden y no pueden hacer. Tenemos que estudiarlas en los seres humanos, incluidos los embriones humanos». De momento afirma que no hay ningún uso práctico en la creación de híbridos humanos, ni la intención de crear «humanos quiméricos».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.