Cultura

Cultura / ENTREVISTA

José Miguel Fernández Sastrón «Los autores somos unos proscritos en España, y es hora de un cambio»

En junio habrá elecciones en la SGAE. La crisis de imagen (y económica) ha hecho al músico José Miguel Fernández Sastrón presentar la alternativa a Teddy Bautista

Día 22/03/2011
«La SGAE necesita borrón y cuenta nueva». Lo dijo hace ahora dos años José Miguel Fernández Sastrón. En aquella entrevista con ABC, por primera vez, un miembro de la junta directiva de SGAE criticaba abiertamente la política de la entidad, impuesta por el mandato de Teddy Bautista, que dura ya varias décadas, desde 1983, y ha logrado un importante consenso social en contra. Fue duramente criticado por ello. Ahora se han convocado nuevamente elecciones en el seno de la institución de las mil polémicas. Representa a más de 90.000 autores y editores. La consulta tendrá lugar el 30 de junio y será importante porque en ellas se juega el futuro (crisis, ley Sinde, financiación del proyecto Arteria)… Y por la sencilla razón de que, por primera vez desde hace muchas legislaturas, alguien ha osado presentarse como alternativa a la lista oficial. ¿Algo está cambiando realmente?
José Miguel Fernández Sastrón «Los autores somos unos proscritos en España, y es hora de un cambio»
ERNESTO AGUDO 
José Miguel Fernández Sastrón, durante la entrevista

Caco Senante construye la candidatura más próxima al poder, que representa Teddy Bautista. Y Fernández Sastrón prepara la alternativa. Ante el horizonte electoral, el propio Bautista ha puesto en marcha una serie de medidas (transparencia, buenas prácticas, defensor del cliente...) algunas de las cuales fueron pedidas por Fernández Sastrón en 2009.

—¿Qué le parece que la SGAE oficial adopte algunas de sus sugerencias?

—Tengo un doble sentimiento. Por una parte, te dices: qué bien. Si quieren asumir postulados que defendías, algo de razón tendrías. Casi dan ganas de pensar: a lo mejor no hace ya falta que me presente... Lo que pasa es que sinceramente tampoco me lo creo mucho. Que al llegar las elecciones empiecen a decir cosas que llevas diciendo tanto tiempo, por las que además te han criticado tanto.

—¿Cómo cree que están los socios?

—Un socio de SGAE, ¿podría ponerse una camiseta que diga «Soy de SGAE» y bajar al metro? Yo creo que no. Eso es grave. La sensación que tiene el socio es la de estar estigmatizado. Ser autor hoy es casi casi ser un proscrito y es hora de un cambio. Eso es lo más urgente que debemos cambiar: la relación del autor con la sociedad, la pérdida de sintonía y entendimiento.

—Algo de culpa hay en SGAE, ¿no?

—Lo podemos analizar, pero una parte también por una mala gestión por nuestra parte de la imagen del socio, del autor.

—¿Por qué tenemos la impresión de que se presenta contra Teddy cuando él no participa como candidato?

—Estas elecciones son a la junta directiva, que es quien marca el rumbo que debemos seguir. Teddy es el presidente del consejo de dirección, que debe poner en marcha la gestión según el rumbo que le marque ese pequeño parlamento. Creo que aquí se está sobrevalorando la posición, el cargo del presidente, que sólo es el primer ejecutivo, a las órdenes de esa junta.

—¿Pero está en juego su futuro?

—Un cambio de junta no implica directamente un cambio de presidente. Lo que ocurre es que el presidente recibiría otras instrucciones, y si no está dispuesto a seguirlas, debería irse.

—¿Por qué decide presentarse?

—Por coherencia. Durante dos años he mantenido mi discrepancia. Y porque todo ha cambiado. Antes nadie oía hablar de SGAE, no teníamos el problema de imagen, no estábamos en un contexto tan complicado de propiedad intelectual como el que ahora tenemos. Ahora debemos contribuir a regularizar un nuevo diseño del sector. El socio tiene más problemas. Por eso creo que habrá mucha más participación.

—La competencia entre dos listas ayudará.

—Y si hubiera más, mejor todavía. Pero en las últimas consultas, la responsabilidad de elegir a esa junta directiva la asumió sólo un 20 por ciento de los socios. Que el 80 por ciento de los socios haya vivido al margen de todo este proceso no me parece ni natural ni bueno.

—¿Y no puede ocurrir que los socios tengan miedo al cambio?

—Vivimos en un mundo lleno de cambios, así que no considero que produzca temor. Los socios demandan el cambio, pero lo cierto es que desde el círculo más próximo a la actual gestión sí se vive con miedo. Cuando hablas con alguien percibes el temor a que si le ven próximo a tu candidatura le puede sentar mal a alguien. Pero esto debería ocurrir cada legislatura, es lo normal.

—Y usted ¿no está preocupado por cómo se desarrollará la campaña?

—El socio no debe preocuparse por molestar a la gestión, es la gestión la que debería preocuparse por haber dejado de atender las demandas del socio. En este sentido hay poca costumbre democrática, y cuando llevas tantas legislaturas sin alternancia la práctica democrática se acaba olvidando un poco.

—¿Qué va a ser lo más difícil para usted?

—Competir en igualdad, porque aunque la gestión debería estar al margen, las facilidades que obtiene la lista oficial no son las nuestras. Yo no tengo aún el censo de socios. Así dificultan los avales para conformar candidaturas como la mía. Me consta que la candidatura oficial ya dispone del censo. Me parece peligroso que en una sociedad democrática, presentar una candidatura genere hostilidad. Sólo somos una alternativa de gestión y una discrepancia, pero no tenemos el mismo trato que tienen ellos.

—Siendo internet el gran desafío, ¿se vota por internet en SGAE en 2011?

—No. Y lo sugerí. Creo que les interesa la baja participación. Yo sé que tenemos una gran web y los gestores me dicen que no hay garantías para el voto electrónico. Pero no creo que sea más peligroso votar que ver mis cuentas por internet. Si una cosa no es segura la otra tampoco lo será. Creo que no lo favorecen porque no tienen interés en la alta participación.

—No me ha hablado de la politización de la SGAE. Se les ha visto muy cerca del poder y Teddy llegó a criticar al PP, lo cual le cerró muchas puertas.

—No debe existir. Hay medidas institucionales que debe tomar un gobierno, sea del signo que sea. Permitir que SGAE se politice es malo para la sociedad, para los autores y para todos. No sé por qué los temas que afectan directamente al colectivo de los autores están dentro de la controversia partidista. Yo, desde SGAE, me tengo que llevar bien con unos y con otros, dar toda la información y exigir respeto sin entrar en el juego político. Cada autor puede pensar lo que quiera, pero como entidad no podemos tener ideología. Pero no era cuestión de criticar a la oposición, debimos explicarles, hablar con ellos. Nosotros somos unos ciudadanos y tenemos una ley que nos protege frente a una realidad que nos está perjudicando.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.