El desconocido Palacio de los Duques de Alba en un pueblo de Ávila

La residencia de los Duques ha sido remodelada y convertida en el Colegio Público de Piedrahita

Actualizado:

A simple vista, Piedrahita puede parecer un pueblo más de la provincia abulense pero si nos fijamos en los detalles, nos daremos cuenta de que, a pesar de su pequeño tamaño, alberga una gran historia.

En Piedrahita encontramos varios rincones con un encanto especial, como la Plaza Mayor, una típica plaza castellana en la que se encuentra la Iglesia de Santa María la Mayor y el Ayuntamiento. En una de las calles principales de la villa se observa el teatro de Piedrahita, cuya fachada histórica se conserva en perfecto estado, y en otra de las calles, el Convento e Iglesia de las Carmelitas Descalzas. Más alejada del centro del pueblo encontramos la Plaza de Toros, inaugurada en 1951, y ya en las afueras, la Ermita de la Virgen de la Vega.

Pero, sin duda, el monumento que más destaca por su larga historia es el Palacio de los Duques de Alba, declarado Bien de Interés Cultural el 7 de julio de 1993. El Palacio fue destruido en la Guerra de la Independencia y ha sido reconstruido en varias ocasiones. Después de haber sido la residencia de verano de los Duques de Alba, pasó en 1931 a ser propiedad del municipio transformándose en el actual Colegio Público.

La historia de Piedrahita y de los pueblos de sus alrededores comenzó con los señores de Valdecorneja, el linaje que dominaba toda la zona. El tercer duque de Alba y XI conde de Piedrahita, Fernando Álvarez de Toledo, fue el miembro más destacado al dirigir los ejércitos de Carlos V y Felipe II en sus campañas europeas. Una vez que los señores de Valdecorneja logran acaparar grandes poderes, se les concede el título de duques de Alba, lo que amplía la extensión de sus propiedades y se trasladan a Alba de Tormes.

El Torreón del Palacio
El Torreón del Palacio

En las temporadas que el Duque pasó en la villa, solía estar acompañado de personajes ilustres y, al morir en 1776, le sucedió en el Ducado su nieta Cayetana. Con ella, el Palacio disfrutó de la compañía de Goya, quien pasó un verano en Piedrahita, retrató a la familia y se dice que es probable que pintara los primeros apuntes de tapices como «La Vendimia» y «El Verano».

El Palacio se compone de dos pabellones adelantados y un cuerpo central que los une. Frente a su fachada principal se sitúa el Patio de Armas mientras que por el opuesto, se extienden los jardines. La construcción del Palacio y los Jardines, entre 1756 y 1766, corrió a cargo del arquitecto francés Jaime Marquet. La influencia francesa en el Palacio es patente, ya que sigue el modelo imperante en aquella época en Francia. Además, también se aprecian trazos propios del estilo barroco y neoclásico aunque predomine elclasicismo. .

Jardines del Palacio
Jardines del Palacio

Actualmente, la planta del Palacio tiene un aspecto similar al anterior. Un bonito estanque central rodeado de árboles y setos verdes acapara la atención del jardín trasero. Además, no podemos olvidarnos del Torreón, que parece no estar representado como parte del Palacio. Tras haber sido transformado en colegio, el Patio de Armas se ha convertido en el lugar donde transcurren los recreos escolares, los pisos más altos componen las aulas de los estudiantes y el piso inferior es un gimnasio. A su espalda, además del estanque, encontramos ahora la piscina municipal, un parque infantil y una entrada a los sótanos del Palacio. Aún dentro del recinto de los jardines, se vislumbra una gran escalinata de granito para acceder a la parte alta del jardín donde se ha construido el Instituto IES Gredos.