CASTILLA Y LEÓN

Todos los caminos llevan a Cuéllar

La Fundación Villalar propone cinco rutas que recorren el entorno del municipio segoviano, que acoge este año la muestra de arte sacro Las Edades del Hombre

La iglesia de San Esteban es una de las sedes de la muestra de Las Edades del Hombre en Cuéllar
La iglesia de San Esteban es una de las sedes de la muestra de Las Edades del Hombre en Cuéllar - ICAL

El empuje repoblador castellano desarrollado a costa de Al-Andalus entre los siglos VII y XI (frenado primero por las tropas de Almanzor y reforzado tras la entrada de Alfonso VI en Toledo) fue un hito en la historia española. Conocido como el proceso de reconquista y repoblación por parte de núcleos cristianos que estaban bajo poder musulmán, este episodio se convierte ahora en eje de unas rutas turísticas que profundizan en esta etapa aprovechando que en 2017 uno de los municipios asentados en una zona clave de aquel proceso, Cuéllar, es destino de primer orden al albergar la muestra de arte sacro Las Edades del Hombre. El enclave es punto de partida de cinco propuestas impulsadas por la Fundación Villalar que avanzan por Segovia y Valladolid cada domingo compaginando historia, patrimonio y gastronomía y uniendo en el mapa a 19 lugares testigos de los orígenes de Castilla y León en la Alta Edad Media.

Ruta 1

Castillo de Coca
Castillo de Coca

La primera parada es Olmedo, en Valladolid, donde la ocupación por la tropas árabes llevó a la ocultación de la patrona en el pozo de su cripta para evitar su profanación. Adquirió el nombre de Virgen de la Soterraña y dice la leyenda que se le apareció a Alfonso VI augurándole éxito en la conquista de la villa. Desde allí, los pasos llevan a Coca y a su majestuoso castillo, una emblemática fortaleza que se construyó siglos después de la «repoblación». La ruta sigue en la Bodega las Dos Antiguas de Navas de Oro y concluye en la iglesia de Carracielo del Pinar en Samboal.

Ruta 2

La ruta conduce a un municipio que grabó en tinta su nombre en la historia: Aguilafuente, donde su famoso Sinodal fue el primer libro impreso en España. La ruta sigue hacia la villa romana de Escarabajosa de Cabezas, cuyo origen data del impulso repoblador. Tabanera la Luenga y su fábrica de embutidos constituyen la siguiente parada para recobrar fuerzas antes de concluir en Carbonero el Mayor, que cuenta con restos de una calzada romana, pero a los vestigios les sucede un prolongado vacío por la invasión musulmana. Fue repoblada tras la toma de Toledo.

Ruta 3

La iglesia de San Miguel de Fuentidueña, villa predilecta de Alfonso VIII, es el primer destino de esta ruta que, a continuación, marca rumbo a Valtiendas con parada en el templo Santa María de Cardaba. El receso se toma en este caso en la bodega Zarraguilla, en el municipio de Sacramenia, antes de finalizar en el Palacio de Contreras ubicado en Laguna de Contreras.

Ruta 4

El Museo de la Piedra de Campaspero es el primer destino para después dirigirse a la Ribera del Duero. En el corazón de esta comarca vinícola está Peñafiel, que ejerció un papel determinante en la expansión cristiana al sur del Duero, especialmente defensivo, con la construcción de una fortaleza que reina en los alto de un cerro. El balneario del Monasterio de Santa María de Valbuena, en Valbuena de Duero, cierra el recorrido.

Ruta 5

Con valentía lucharon los vecinos de Portillo en el siglo X ante un numeroso ejército de la campaña musulmana que finalmente arrasó con todo a su paso. Transcurrió más de un siglo hasta su repoblación definitiva. Su castillo es la primera parada de esta última ruta, que continúa hacia Mojados, que experimentó su auge una vez pasado el peligro tras el fin de proceso. En este caso, se hace parada en la iglesia de San Juan. Concluye el recorrido en la fortaleza de Íscar.

Toda la actualidad en portada

comentarios