Un controlador del SER impone una multa en Madrid
Un controlador del SER impone una multa en Madrid - DE SAN BERNARDO

Carmena equipará con cámaras a los controladores del SER para añadir fotos a sus multas

El Ayuntamiento reacciona después de que la justicia anulara varias denuncias por no incluir imágenes como prueba

MadridActualizado:

Los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de la capital estarán equipados con cámaras para adjuntar fotos a sus sanciones de tráfico. El Ayuntamiento, que dirige Manuela Carmena, reacciona así a varias sentencias judiciales que anularon multas por no incluir una imagen y considerar insuficientes las pruebas aportadas en el expediente. Si bien no está decidido cuál será el sistema ni cuándo se implantará, sí está clara la necesidad de reforzar el servicio.

El SER, que controla el aparcamiento en la denominada como almendra central, que comprende el interior de la M-30, destaca como el principal foco de recaudación del Consistorio en cuanto a multas de tráfico. El director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación, Francisco José López Carmona, trató este extremo en la última comisión de Medio Ambiente y Movilidad, celebrada el pasado miércoles. Preguntado por el incremento de las sanciones en el primer trimestre del año, que se han disparado hasta el 35 por ciento, explicó que desde el área se trabaja en un «nuevo sistema» que garantice mayor seguridad jurídica.

Desde la concejalía, que dirige Inés Sabanés, explicaron que todavía no está decidido cómo será el nuevo equipo con el que se dotará a los controladores, que entrará en vigor tan pronto como se diseñe. La intención es que las cámaras estén integradas en las PDA con las que se tramitan las denuncias para facilitar el servicio, si bien podrían ser externas. «El Ayuntamiento quiere hacer un esfuerzo para aumentar la transparencia del procedimiento y adaptarse a los cambios tecnológicos que facilitan la toma de fotografías», aseguran en el área.

Presunción de veracidad

El interés del Consistorio por reforzar estas denuncias remite a varias sentencias recientes que anularon sanciones de 90 euros –importe único de las multas del SER– porque en el expediente no se adjuntó ninguna imagen que garantizase que el vehículo en cuestión había estacionado erróneamente.

Un ejemplo es la emitida por el titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 22 de Madrid, en base al artículo 44 de la Ley de Capitalidad y de Régimen Especial, que sostiene que en estos casos «se incorporará una imagen del vehículo sancionado». En su escrito, el juez estipula que los operarios del SER no gozan de la «presunción legal de veracidad» que sí se atribuye a la Policía, y concluye que estas denuncias «no pueden servir por sí solas como fundamento para sancionar, salvo que sea verificadas mediante ratificación posterior».

No obstante, pese a que el Ayuntamiento ha manifestado su predisposición a adaptarse, defiende que sus actuaciones hasta la fecha «se ajustan a Derecho» y, de la misma forma que existen sentencias en contra, también las hay a favor. «En los juzgados de primera instancia encontramos sentencias sobre las multas del SER en ambos sentidos, pero cuando estas denuncias pasan a ámbitos superiores la doctrina reconoce la imparcialidad de los controladores del SER pese a no ser agentes de la autoridad», apuntan.

Balance de multas

Las multas del SER encabezan cada año la clasificación de las multas de tráfico en la capital. Según datos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en 2016 se impusieron un total de 973.418 sanciones por mal aparcamiento en la zona de parquímetros, con una recaudación de 67.730.000 euros. Este año, lejos de aliviarse el ritmo, ha aumentado notablemente. En los tres primeros meses, el Consistorio castigó a 277.109 conductores.