De izquierda a derecha: Rubido, Mayor Oreja, San Gil , Rossell, Vidal-Quadras y Gómez Pineda
De izquierda a derecha: Rubido, Mayor Oreja, San Gil , Rossell, Vidal-Quadras y Gómez Pineda - ÁNGEL DE ANTONIO

Mayor Oreja: «El golpe de Estado va a continuar en Cataluña»

El exministro asegura que el independentismo ha avanzado porque «hemos dejado de creer en cosas»

MadridActualizado:

El crecimiento de la tensión del desafío soberanista exige una respuesta, no solo del Gobierno, sino también de la sociedad civil. Así lo cree, entre otros, el exministro y actual presidente de la Fundación Valores y Sociedad, Jaime Mayor Oreja, que aboga por el «coraje y la determinación» como la única manera de afrontar esta crisis.

Las fundaciones «Valores y Sociedad» y «Villacisneros» han celebrado este jueves un foro para tratar de articular una respuesta a la crisis territorial que se vive en Cataluña. El foro «Qué hacer ante el desafío nacionalista» se enmarca dentro del ciclo que arrancó en enero bajo el nombre de «El necesario fortalecimiento de España», cuyo fin es «contribuir a la toma de conciencia de la gravedad del reto al que se enfrenta la sociedad en el ámbito de la Nación para preservar su valor como bien moral,  estructura jurídica y realidad política».

En esta ocasión han participado en el acto, además de Mayor Oreja, el director del periódico ABC, Bieito Rubido, y el del diario El Mundo, Francisco Rosell, el ex vicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras, y la vicepresidenta de Villacisneros, María San Gil, que moderó un debate que destacó por el análisis y las propuestas en torno a este problema.

«La crisis de la nación es una de las más graves que hemos sufrido», ha arrancado San Gil, que ha destacado la necesidad de «mover conciencias» para acompañar a los «catalanes que se sienten solos y abandonados, que sienten que el Estado de Derecho no está todo lo que debería estar».

Rosell ha realizado un análisis del origen del nacionalismo catalán y de por qué ha desembocado en la situación actual. «En este país hay un desconocimiento grave de la historia española y europea y es no conocer la verdadera raíz del nacionalismo. Europa se construyó en las bases de la cenizas que dejó el nacionalismo. Lo que recogemos es lo que estaba preparado», ha explicado el director de El Mundo.

Un diagnóstico que ha compartido Rubido, que ha querido «desmontar los falsos paradigmas de la sociedad española». En este sentido, ha recordado que «el nacionalismo no es progresista. Es algo retrógrado, que va contra la libertad que va contra la libertad y contra el progreso. El progreso es todo aquello que nos hace mejores, y por eso, a pesar de que la izquierda ha intenatado monopolizar la idea de progreso, yo soy progresista».

Sobre la respuesta al desafío secesionista, el director del ABC ha defendido que «hay que hacer todo lo contrario de lo que hemos hecho hasta ahora, que ha sido ceder y ceder. Hay que reforzar la idea de España en los mejores aspectos en los que se puede reforzar».

Mayor Oreja, que ha cerrado la sesión, ha insistido en que lo primero que hay que hacer es «comprender, entender y profundizar en el proyecto de rutura que tenemos ante nosotros». El exministro ha explicado que «no nos enfrentamos a un sentimiento, sino al resentimiento» y, por ello, «el golpe de Estado va a continuar. No por Puigdemont, sino por la propia inercia del movimiento nacionalista, la inercia del resentimiento». «Las medidas solo las puede adoptar el Gobierno. Para nosotros es el momento de plantear criterios que sirvan para quienes nis quieran escuchar», ha zanjado.