Fútbol

Fútbol

Las broncas más sonadas del fútbol español

De Luis Aragonés a Manuel Pellegrini, pasando por Jabo Irureta. Técnicos muy diferentes que se las han tenido tiesas con algunas estrellas de la Liga

Día 03/10/2012 - 01.18h

Compartir

Los vestuarios de los grandes clubes de fútbol son a menudo una verdadera olla a presión. Técnicos muy exigentes y jugadores con sueldos astronómicos suelen ser el perfecto caldo de cultivo para que aparezcan los roces. Normalmente, de puertas para dentro. Otras en cambio no. Cuando Bielsa indicó a Fernando Llorente el camino de los vestuarios, la memoria del gran público pudo perfectamente evocar una serie de broncas que el deporte rey ha vivido en tiempos no muy lejanos.

Con mayor o menor tensión, guardando las formas o acabando como «el rosario de la aurora», el común denominador de todas ellas desemboca en el fuerte perjuicio que provocan al club que les paga. Un sinsentido que ha dejado imágenes imborrables en la hemeroteca del balonpié. ABC recopila algunas de las discusiones más sonadas entre míster y jugador.

Djalminha da un cabezazo a Irureta

Las broncas más sonadas del fútbol español

El 2 de mayo de 2002 tuvo lugar una de las escenas más graves vividas en un campo de entrenamiento. Djalminha, una de las estrellas de aquel mágico Deportivo de La Coruña, llegó a propinar un cabezazo en la frente del que fuera su técnico, Javier Irureta. La deteriorada relación que ambos mantenían a raíz de que el mediapunta brasileño chupase banquillo de manera bastante frecuente, alcanzó su detonante aquella mañana en Acea da Má. Un centenar de personas asistieron al dantesco espectáculo ofrecido por el astro, quien en medio de un partidillo armó la mundial por un penalti que el segundo entrenador, Felipe Melo, había pitado en contra de su equipo.

«Éste es igual que el que no pitaste antes en el otro lado» le gritaba, al tiempo que impedía a Roy Makaay poder colocar el esférico en el punto de penalti. El lance pasó a mayores cuando el propio Melo trató de colocar el cuero en su sitio. No hubo manera. Hasta en seis ocasiones el brasileño despejó el balón mientras varios de sus compañeros trataban de que entrara en razón. En la banda, un atónito Irureta no daba crédito a lo que estaba viendo. «¡Vete a la caseta!, ¡a la caseta!», le ordenó en repetidas ocasiones. En lugar de obedecer, Djalma se encaró con él y le asestó el famoso cabezazo. El entrenamiento, que apenas duró cinco minutos más, terminó con un Djalminha increpado por su propia afición, «¡chulo!, ¡mercenario!, ¡es para matarte!».

Luis Aragonés no se anda con rodeos

Las broncas más sonadas del fútbol español

A nadie se le escapa el fuerte temperamento de «el sabio de Hortaleza». Suyas han sido algunas de las peleas dialécticas más espectaculares de la Liga con independencia de que al otro lado del «cuadrilátero» estuviera un periodista o el que fuera su presidente en el Atlético de Madrid, Jesús Gil y Gil. Una de las más mediáticas tuvo lugar en Paterna, cuando Aragonés dirigía al Valencia. Al término de un entrenamiento a principios de la temporada 96-97, el técnico harto de las quejas de la estrella local, Romario, le agarró de un brazo y le pidió que les expusiera sus protestas mirándole a la cara. «Míreme a los ojitos», es hoy una de las frases que ha pasado a los anales de nuestro fútbol. A raíz de este suceso el crack brasileño llegó a expresar en tono desafiante: «O el entrenador o yo», marchándose cedido un mes después al Flamengo.

Corría el año 2000 cuando asistimos al divorcio público entre el entrenador madrileño y la emergente perla del club bermellón, Samuel Eto'o. Al poco de empezar la segunda parte del Zaragoza-Mallorca, Luis decidió retirar al camerunés, que con visibles aspavientos, abandonaba el terreno de juego. La cosa parecía no ir a más, cuando las cámaras captaron una de las imágenes más increíbles del campeonato: Aragonés avanzó hasta el lugar que ocupaba en el banquillo su pupilo para agarrarle de la camiseta al tiempo que lo zarandeaba, amén de reprocharle con una tremenda reprimenda su actitud. A pesar de que tras el encuentro Eto'o manifestó públicamente su desencuentro con el míster, con el paso del tiempo, si algún jugador profesa devoción por Luis no es otro que el ahora jugador del Anzhi ruso, quien le llama cariñosamente «el abuelo».

Pellegrini-Riquelme: una relación imposible

Las broncas más sonadas del fútbol español
diario olé

Sin una imagen que evidenciara la ruptura entre el entrenador chileno y el timón del Submarino alla por 2007, no deja de sorprender la veloz decadencia que relegó al astro argentino a la grada de El Madrigal. Todo un asombro si observamos que en la anterior temporada Juan Román Riquelme se erigía en el líder de una histórica plantilla que alcanzólas semifinales de la «Champions Legue». Por Villareal aún se rumorea que el decisivo penalti errado ante el Arsenal, fue el principio del fin de una complicidad con Pellegrini que nunca llegó a existir. Un 17 de diciembre de 2006, Riquelme partía de titular ante un Osasuna que acabría goleando a los de Castellón. Desde ese día no volvió a vestirse de corto. Ni siquiera ocupaba plaza en el banquillo. La historia terminó con una salida por la puerta de atrás a Boca Juniors, su club de toda la vida.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Patrocinado por BBVA

Resultados

Sigue ABC.es en...

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Ancelotti: «No hay partido de mayor calidad en el mundo»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN. Ramos e Isco serán titulares. Deja la duda de Benzema o Khedira: Hacemos buen fútbol y ya se defiende como yo quiero"

Más información en Real Madrid

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »
Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.