España

España

Senadores españoles en Babel

Ausencias, sobre todo del PP, en el primer Pleno con servicio de traducción al castellano, lengua oficial de España

Día 19/01/2011
«Yo no pienso ponerme el pinganillo. El Senado es una institución del Estado y aquí se habla en castellano. No voy a entrar en el Pleno y hacer el ridículo», bramaba un senador por los pasillos de la Cámara Alta, horas antes de que, por primera vez en la historia, sus señorías tuvieran que utilizar un pinganillo para poder entenderse en el Pleno del Parlamento. No quería que lo inmortalizaran en esa imagen, que quedará para siempre en la memoria de esta institución.
Como él otros muchos, «no voy a estar, no tengo nada que ver con esta moción», «¿pinganillo?, no, ni me lo he probado, no voy a estar». Significativas ausencia se contabilizaron ayer en el salón plenario cuando el senador del PSC, miembro de la Entesa Catalana de Progreso, Ramón Aleu, subió a la tribuna a las ocho menos diez de la noche para explicar en catalán una moción para instar al Gobierno «a intensificar los planes acordados entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación para luchar contra el abandono escolar prematuro y promover el éxito escolar».
Del Gobierno solo estuvo presente la senadora y ministra de Sanidad, Leire Pajín, pero, al menos al principio, no se puso el pinganillo, según fuentes socialistas, porque entiende el catalán. La ministra de Ciencia, Cristina Garmendia, abandonó el Pleno justo cuando empezaba Aleu a hablar y ella había finalizado su intervención en una interpelación.
La bancada del PP era la más vacía, y los pocos senadores asistentes prácticamente no utilizaron los auriculares. La visión desde la tribuna de prensa engañaba sobre el uso real del pinganillo, un modelo de «camuflaje», que parece escogido para que no se viera demasiado y atenuar la imagen real que se ofrecía. En la bancada socialista también había disensiones, pero menos que en el PP, y hubo algún rebelde que no hizo uso del auricular. A Aleu le respondió en castellano la senadora popular María José Sainz. Aunque lo pudo hacer en gallego, utilizó el castellano, porque es la lengua «en la que nos entendemos todos». No hicieron lo mismo los nacionalistas vascos.
Fue el tema del día en el Senado. Ni siquiera el ministro Rubalcaba, cuyas intervenciones en la sesión de control al Gobierno siempre despiertan expectación, pudo eclipsar lo único de lo que se hablaba ayer en la Cámara Alta. Una expectación que se reflejó en la sala de prensa del Senado, habitualmente ocupada por el pequeño grupo de periodistas que siguen semanalmente la actividad parlamentario, y que ayer se desbordó como si fuera uno de los días grandes, esos en los que el presidente Zapatero asiste a la sesión de control o se celebra la Conferencia de Presidentes.
El objeto más buscado ayer en el Senado eran los pinganillos. Y la mejor imagen estaba en el salón de plenos. Como si de un regalo de Reyes Magos se tratara, todos los senadores se encontraron en su escaño, después de regresar de las vacaciones de Navidad, un pequeño cablecito con un auricular. Pero parece que este regalo no entusiasmó demasiado a la mayoría de sus señorías.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.