De las más de 15 salas de cine que se distribuían por la Gran Vía, sólo quedan tres en funcionamiento
Cine Callao: el superviviente
En sus inicios, en 1926, el Callao tenía dos salas de cine, una en el interior y otra en la terraza, con sesiones al aire libre / JAIME GARCÍA
Domingo , 21-02-10
Hubo un tiempo en que a la Gran Vía se la conocía como el Broadway madrileño. Por sus algo más de 1.300 metros de longitud se repartían hasta 15 salas de cine, especializadas en grandes estrenos, y que daban a la calle, a las horas de salida de los espectáculos, un aire muy singular. Pero eso fue hace décadas: ahora sólo quedan tres de aquellos cines, y uno de ellos es el Callao.
De los otros, algunos se han transformado en hamburguesería -como el Azul, otrora el cine más cómodo de Madrid- o en sala de espectáculos -futuro del antiguo Rex-; otros mutaron en teatros -como el Rialto, el Imperial o el Coliseum-.
El cine Callao sobrevive en el corazón de la Gran Vía, dentro de un edificio que es el referente del art decó en Madrid. Fue una de las primeras obras del arquitecto Luis Gutiérrez Soto, titulado en 1923 y que lo construyó en 1926. En sus inicios, el Callao tenía dos salas de cine: una convencional, en el interior, y otra de verano, en la terraza. De hecho, las sesiones al aire libre empezaban media hora más tarde que las de la sala normal, para así aprovechar las mismas copias.
Cuentan las crónicas de la época que, en caso de lluvia, los espectadores de terraza tenían derecho a bajar a la sala y continuar viendo allí la proyección. El cine Callao se inauguró el 11 de diciembre de 1926 con la película «Luis Candelas, el bandido de Madrid». Y fue también la sala en la que se estrenó, el día de San Antonio de 1929, la primera película sonora en España: «El cantor de jazz».
Así lo contó ABC
Así lo contaba ABC la mañana siguiente: «Terraza del Callao: de verdadero acontecimiento puede calificarse el estreno verificado ayer en el salón y la terraza de este aristocrático cinema de la formidable película de vanguardia «El cantor de jazz», primera película parlante y sonora presentada en Madrid con el aparato Melodion, de producción nacional, que resuelve maravillosamente el doble problema de esta nueva modalidad del cinematógrafo. «El cantor de jazz», por May Mac Avoy y Al Jolson, fue visto con verdadero entusiasmo por el numeroso público que abarrotaba la sala y que con sus aplausos sancionó el moderno cinema sonoro».
El Callao exhibió, el 21 de mayo de 1930, la que se considera primera película hablada del cine español, «El cuerpo del delito». Ahora, sigue emitiendo películas en sus dos salas. Y formará parte de las celebraciones del centenario de la Gran Vía, abriendo sus puertas de forma gratuita entre abril y junio a los que quieran ver el reestreno de joyas como «Casablanca» o «Lo que el viento se llevó».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es