Cómo es la auténtica patata nueva española

Es un producto autóctono de temporada que aporta valor a la oferta de patatas en esta época, la mayoría de Francia, Israel o Marruecos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Son las primeras patatas españolas de la temporada. Fiel a su cita anual, la patata nueva de Málaga ha llegado ya al comercio minorista, supermercados e hipermercados, donde podrá encontrarse hasta mediados de mayo. Se trata de un producto autóctono de temporada que aporta valor a la oferta de patatas habitual en esta época, la mayor parte de las cuales proceden de Francia, de Israel o de Marruecos. En esta campaña está previsto que las ventas superen los 800.000 kilos. Hasta 2008 era muy difícil encontrar esta variedad en el comercio ya que se trata de una patata muy fresca y muy delicada, y por tanto con un periodo de vida más breve que otros tipos. Desde ese año, Ibérica de Patatas empezó a distribuir estas patatas malagueñas. Su aceptación ha sido muy buena entre los consumidores y la producción se ha incrementado en este periodo de tiempo un 30 por ciento. Se trata de una patata de muy alta calidad, con un sabor, textura y color que la distingue de la patata vieja que existe en este momento en el mercado. Su precio, aunque resulta más alto por su logística en origen de pequeñas producciones, vale la pena. La patata nueva se identifica con facilidad ya que, al tocarla, la piel se levanta sin apenas resistencia y al freírla su color es menos amarillo y su textura, más crujiente. Por su sabor y frescura es ideal para tomarla cocida en ensalada o bien en purés o platos de cuchara ya que se cuece muy rápidamente.

Precio aproximado de 1 kilo de patata nueva: 1,50 euros. www.ibericadepatatas.es