Plaza de toros de Osuna, en Sevilla
Plaza de toros de Osuna, en Sevilla - EFE/Rafa Alcaide

Las joyas turísticas de «Juego de tronos»

Es una de las series que más han animado a viajar a sus seguidores. De Dubrovnik a Sevilla: dónde seguir sus pasos

Actualizado:

De Sevilla a Belfast, pasando por Córdoba o Islandia, el rodaje de la quinta temporada de «Juego de Tronos» se ha paseado por media Europa. En los nuevos capítulos se podrán atisbar escenarios tan diferentes como el palacio Sponza de Dubrovnik, la plaza de toros de Osuna, el Alcázar de Sevilla o espectaculares paisajes islandeses y norirlandeses.

Múltiples localizaciones para situar la historia creada por George R.R. Martin y centrada en las aventuras de los Siete Reinos y en las luchas intestinas para controlar el Trono de Hierro.

En sus libros, Martin realiza descripciones muy detalladas de los escenarios en los que se desarrolla la acción y eso ha hecho que la producción del canal estadounidense HBO haya tenido que buscar con el mayor cuidado las localizaciones.

Mientras que las escenas de estudio se realizan en Belfast, la conocida como «perla del Adriático», la bellísima ciudad croata de Dubrovnik, es uno de los marcos más habituales para esta producción ya que allí se recrea cada temporada la capital de los Siete Reinos, Desembarco del Rey, donde se encuentra el preciado Trono de Hierro.

Precisamente en Dubrovnik se produjo el principal incidente de la producción de esta nueva temporada al prohibir la iglesia católica de Croacia el rodaje de un desnudo femenino.

La escena mostraba a la reina Cersei Lannister, interpretada por la británica Lena Headey, saliendo desnuda de la iglesia de San Nicolás y caminando así por la calle hasta el palacio renacentista de Sponza, una escena clave para el desarrollo de esta temporada.

Finalmente se grabó en Dubrovnik pero en una ubicación diferente que no se quiso desvelar. Para proteger la privacidad de la grabación, se contrataron 200 guardaespaldas que impidieron que nadie pudiera grabar un solo centímetro de la piel desnuda de la actriz, lo que, según medios estadounidenses, supuso un desembolso extra de 200.000 dólares (188.000 euros).

Las murallas medievales y el núcleo antiguo de Dubrovnik, la isla de Lokrum o la fortaleza de Lovrijenac fueron otros de los emplazamientos elegidos para el rodaje.

Un rodaje que llegó a Croacia en agosto del año pasado, aunque el inicio de la grabación se había producido un mes antes, en Belfast, donde está el principal plató de una producción con un presupuesto de seis millones de dólares (5,6 millones de euros) por episodio.

Así, mientras se rodaban escenas en Belfast, otro equipo estaba en Islandia, cuyos paisajes volverán a aparecer en la serie, aunque con menos protagonismo que en temporadas anteriores ya que ni siquiera se rodaron escenas con actores.

Sí se han utilizado mucho los escarpados paisajes de Irlanda del Norte, principalmente en Binevenagh Mountain, en Londonderry, aunque no se sabe qué parte de la historia de los nuevos episodios es la que se desarrolla en esta zona.

Y mucho más al sur, los productores decidieron buscar las mejores localizaciones para el reino de Dorne y la ciudad libre de Volantis. Las encontraron en Andalucía, en las provincias de Sevilla y Córdoba.

Probablemente influyó el hecho de que George R.R. Martin haya confesado en más de una ocasión que el reino de Dorne, está «influenciado por España» y sus «costumbres particulares».

Dos únicas secuencias fueron filmadas en interiores del Alcázar, en el Salón de Embajadores, que reúne toda la belleza de los arcos de herradura, los fustes de mármol y las yeserías musulmanas, una arquitectura que también ha servido de escenario a superproducciones como «El Reino de los Cielos».

Pero también los jardines, fuentes y estanques del Alcázar dan vida al Reino de Dorne, y otras escenas fueron rodadas en el municipio sevillano de Osuna, distante unos 80 kilómetros de la capital. Convirtieron la plaza de toros de Osuna en la «Fosa de Daznak», donde tiene lugar una de las escenas más espectaculares del libro «Danza de Dragones» y de esta quinta temporada.

Una escena para la que se necesitaban 2.500 extras. Para sorpresa de los productores la respuesta fue abrumadora. Recibieron más de 86.000 solicitudes y muchas llegaron incluso del extranjero.

Texto: Alicia García de Francisco/ Efe

Qué ver en Osuna

Si uno sale de Sevilla y se dirige hacia Málaga, en una hora se encontrará atravesando el corazón de la campiña sevillana, y verá aparecer, en lo alto de un cerro, una villa coronada por un interesante conjunto arquitectónico. Se trata de Osuna, una localidad milenaria que tiene mucho que ofrecer al viajero.

El pasado de Osuna se remonta a los Tartessos, y por ella han ido pasando civilizaciones dejando su huella, desde los romanos a los musulmanes, y encontrando su máximo esplendor bajo el gobierno del Duque de Osuna, y que gracias a los continuos vínculos de la localidad con la corte real, genera una clase noble que influirá en el aire barroco de sus calles.

A lo largo de los siglos son muchos los enclaves que han dejado su testimonio y que el visitante puede disfrutar, como la Universidad con su patio porticado renacentista, la Colegiata de Santa María de la Asunción (s. XVI) con su maravillosa colección de lienzos de José de Ribera, el Panteón Ducal o el Monasterio de la Encarnación, de carácter barroco. Pero la lista es interminable para una localidad tan pequeña, con lugares tan interesantes como las Canteras, la Necrópolis Tardorromana, o el Teatro Romano.

Sin embargo, una de las grandes riquezas de Osuna se puede disfrutar simplemente caminando por sus calles, y es que las casas construidas desde la antigüedad, muchas de ellas con carácter nobiliario, han dejado las calles engalanadas con unas impresionantes portadas de piedra que hacen al viajero sentirse en el interior de un enorme palacio.

Osuna ha sido de siempre una villa que ha acogido al turismo con los brazos abiertos, y la reciente visita de la HBO con su superproducción televisiva de Juego de Tronos no ha hecho sino señalar más aún en el mapa este destino, y se espera que con la emisión de la serie un público más internacional se sienta atraído por esta villa histórica.