La pasarela de cristal de Tower Bridge, y el panel roto, fotografiado por Peter Gordon, uno de los visitantes de la atracción
La pasarela de cristal de Tower Bridge, y el panel roto, fotografiado por Peter Gordon, uno de los visitantes de la atracción

Se quiebra el nuevo piso de cristal del puente de la Torre de Londres

Una cerveza resquebraja esta pasarela de vidrio, a 42 metros sobre el Támesis, inaugurada hace dos semanas

Actualizado:

El puente de la Torre de Londres inauguró hace apenas dos semanas un espectacular suelo de cristal, a 42 metros sobre el Támesis. El primer incidente ha tardado poco en llegar. Ocurrió el viernes por la noche, y los técnicos han trabajado durante todo el fin de semana para sustituir la pieza de vidrio hecha añicos.

Según parece, todo ocurrió cuando un miembro del personal que trabaja en el servicio de catering dejó caer una botella de cerveza. Afortunadamente, la pasarela está compuesta por cinco capas de vidrio en cada panel, de forma que los ingenieros solo han necesitado sustituir la capa superior del panel.

En ningún momento hubo riesgo de que algún turista cayera al precipicio, ya que, según los portavoces de la atracción, solo se dañó una de esas cinco capas.

La pasarela de cristal mide 11 metros de largo por 1,8 de ancho. En cuanto a los paneles, pesan 530 kilogramos cada uno. Hace dos semanas se inauguró la primera pasarela; la segunda, que completará el proyecto, estará terminada el 1 de diciembre, según la previsión inicial.

Un incidente similar ocurrió recientemente en el mirador de cristal de la Torre Willis (Chicago), uno de los rascacielos más altos de Estados Unidos (442 metros). Entonces también se resquebrajó uno de los paneles de cristal de la atracción, sin que nadie resultara herido.