La gastronomía toledana tiene ecos romanos, visigodos, árabes, judíos, cristianos, conventuales y quijotescos
La gastronomía toledana tiene ecos romanos, visigodos, árabes, judíos, cristianos, conventuales y quijotescos - abc
toledo

Las Ciudades Patrimonio respaldan a Toledo como capital gastronómica 2016

La ciudad de Huelva es la única rival en la candidatura, que se conocerá este martes por la mañana

Actualizado:

El jamón de Jabugo, por poner un ejemplo, o los frutos del mar, como la deliciosa gamba blanca de Huelva, parecen ser serios rivales para la gastronomía de Toledo, sobre todo este martes, día en que se conocerá cuál de las dos ciudades será la capital española de la gastronomía en 2016, que será elegida por la Federación Española de Hostelería y Federación Española de Periodista y Escritores de Turismo.

Hay muchos nervios y expectación en la ciudad de Toledo para conocer quién se alzará con una distinción que sin duda anhelan ambas capitales, ya que ello supondrá todo un espaldarazo a la proyección turística y multiplicará por muchas cifras las visitas a la capital de Castilla-La Mancha.

Pero no solo los productos destinados al paladar van a pesar en esta elección entre Huelva y Toledo; los factores históricos y culturales tienen mucho que decir. La cocina que se hace en la Ciudad de las Tres culturas tiene ecos mediterráneos, romanos, visigodos, árabes, judíos, cristianos, palaciegos, campestres, quijotescos, conventuales.

Fue en Toledo donde se publicó el primer tratado de cocina en lengua castellana, el «Libro de Guisados» de Ruperto de Nola, en 1529, coincidiendo con la estancia en la ciudad del emperador Carlos V. Se trata de platos sabrosos e intensos, elaborados con elementos humildes: puchero y cocido, gachas, migas, pote, pisto, legumbres, hortalizas, guisos de caza menor y aves domésticas, escabeches, vinos, aceite de oliva, quesos, perdiz estofada, cordero o carnero, gallina en pepitoria, pichones asados, ciervo, mazapán, dulces conventuales...y todo ello con la marca imborrable en el recuerdo del personaje de Cervantes Don Quijote de la Mancha, haciendo entrada a caballo en ventas y posadas de la manchega llanura.

Para optar a este galardón, al igual que el de Toledo, el Ayuntamiento de Huelva ha trabajado a destajo para preparar la candidatura, que incluye un dossier con un calendario de eventos y actividades, la enumeración de productos turísticos vinculados a la gastronomía, una relación de los productos agroalimentarios con denominaciones de origen o los datos de hostelería de la ciudad. En el vídeo vídeo promocional colaboran la bicampeona de bádminton Carolina Marín, el escritor Juan Cobos, la cantante Martirio, el chef Xanty Elías y los cantaores Pepe el Marismeño y Argentina. Entre los apoyos recabados por la ciudad está la Junta de Andalucía, la Diputación de Huelva, empresarios, asociaciones de agricultores, el Festival de Cine Iberoamericano, o la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo.

Los apoyos con los que cuenta la ciudad de Toledo son numerosos e importantes y entre ellos destaca el del presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page; la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, el Arzobispado de Toledo, la Universidad regional, la Federación Empresarial, la Cámara de Comercio, la Cámara de Comercio Hispano Israelí.

Pero también apoyan la candidatura de Toledo el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, la Red de Juderías de España Caminos de Sefarad; Carlos Falcó Fernández de Córdoba, vicepresidente de la Real Academia de Gastronomía de España, la Fundación el Greco 2014, la Real Fundación Toledo, el peridista y escritor Baltasar Magro y el exciclista y ganador del Tour de Francia 1957, Federico Martín Bahamontes.