Ingresan en prisión los dos detenidos por agredir a 5 policías y 2 vigilantes en el hospital de Toledo

Uno de los arrestados intentó apuñalar en dos ocasiones a uno de los vigilantes con una navaja en el Virgen de la Salud

Actualizado:

El Juzgado número 2 de Toledo ha ordenado el ingreso en prisión de las dos personas que fueron detenidas el domingo por agredir a cinco agentes de la Policía Nacional y dos vigilantes de seguridad del hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde al parecer acudieron «en aparente estado de embriaguez, muy agresivos y violentos». La jueza ha decretado prisión comunicada y sin fianza para estas dos personas, identificados como J.M.C y M.A.S.P, por los delitos de atentado agravado por utilización de arma blanca, amenazas, lesiones y por faltas de lesiones, según han informado a Efe fuentes judiciales.

La secretaría regional de la Unión Federal de Policía (UFP) de Castilla-La Mancha ha informado en un comunicado de que los hechos ocurrieron en la tarde del domingo, cuando los dos ahora detenidos llegaron a urgencias del Virgen de la Salud y comenzaron a «insultar, amenazar y agredir» a los vigilantes y empleados de dicho servicio. Al parecer, los dos invidivudos pretendían entrar en los boxes para ver a la hija de uno de ellos.

En el comunicado, la UFP ha añadido que incluso uno de los detenidos amenazó a uno de los vigilantes de seguridad con una navaja e intentó clavársela en el abdomen en dos ocasiones, si bien el vigilante pudo arrebatársela de la mano en uno de los intentos.

Ante la situación, los vigilantes de seguridad llamaron a la Sala del 091 para pedir presencia policial, si bien, ante la llegada de los agentes de la Policía Nacional, los ahora arrestados siguieron con las amenazas y arremetieron igualmente contra los policías.

Rotura de codo

Según la UFP, uno de los policías ha sufrido rotura de un codo, por lo que tendrá que ser operado, otro agente de la Policía Nacional presenta rotura de ligamento cruzado en la rodilla y el resto de víctimas, esguinces y traumatismos. Los detenidos han pasado este martes a disposición judicial.

En el comunicado, la UFP ha denunciado «la escasez de la Escala Básica» en la plantilla de Toledo, que a día de hoy, según sus datos, se encuentra a un 70 por ciento del Catálogo de Puestos de Trabajo e incluso ha denunciado que el día de los hechos había dos vehículos policiales para toda la ciudad, por lo que hubo que pedir apoyo a la Policía Local de Toledo.

Asimismo, la UFP ha anunciado que va a solicitar al director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, que estudie la posibilidad de dotar con armas táser a los agentes, que permitiría inmovilizar temporalmente a las personas ante situaciones como la vivida en las urgencias del Hospital de Toledo.