Una persona consulta su teléfono móvil
Una persona consulta su teléfono móvil - archivo

El hábito de comprar con el «smartphone» crecerá un 48% en España en 2015

Los usuarios no realizan más compras a través de sus dispositivos móviles por los problemas en la instalación o uso de las «apps», a la preocupación por la seguridad y al reducido tamaño de pantalla

Actualizado:

Los nuevos medios de pago se van abriendo camino entre los españoles. A pesar de no existir un estandar definido ni un sistema que cope los intereses mayoritarios de los ususarios, el comercio móvil se va adentrando en la sociedad y las previsiones apuntan hacia un crecimiento exponencial.

El denominado «mcommerce» -por su denominación anglosajona- crecerá un 48% en España en 2015, un aumento que se sitúa por encima de la previsión de crecimiento del comercio «online» en el país para este periodo de tiempo, estimado en un 13%, según un informe comisionado por la pasarela de pago PayPal y realizado por la consultora independiente Ipsos, y que recoge que el 38% de los usuarios de estos aparatos tecnológicos los usa para comprar.

Otro informe rebaja esa euforia. Según el Barómetro elaborado por MasterCard concluye que solo el 22% de los españoles ha realizado pagos a través del teléfono móvil. Si nos fijamos en el pago móvil en tienda física, esta forma es usada por el 6,2%, una cifra que demuestra que estas nuevas formas de pago se están introduciendo con fuerza pero que aún no han conquistado a la mayoría de consumidores.

Por otro lado, el informe de la compañía financiera destaca que el 92.6% de las personas que realizan de pagos móviles, se trata de compras online que casi la mitad de los españoles hace, por lo menos una vez al mes. Este dato se debe, en parte, a la alta predisposición a realizar compras por internet y, sobre todo, a la penetración de teléfonos inteligentes en España, líder del mercado europeo.

A nivel mundial, el comercio móvil está creciendo casi tres veces más que el «ecommerce» convencional, según destaca el informe de la compañía norteamericana PayPal. Entre 2013 y 2016, la tasa de crecimiento anual del «mcommerce» se sitúa en el 42%, frente al 13% previsto para el comercio electrónico (incluido el comercio móvil).

Este estudio pone de relieve que los usuarios no realizan más compras a través de sus «smartphones» debido a los problemas en la instalación o uso de las «apps» (28% de los que compran con móvil), a la preocupación por la seguridad en el pago (28%) y al reducido tamaño de pantalla del móvil (26%). Pese a todo, el 45% de los que nunca han utilizado su teléfono para comprar destacan como principal motivo su preferencia para comprar «online» desde otro dispositivo.

Buscar información

Según el informe, el 37% de los usuarios de «smartphone» utiliza su dispositivo para buscar información sobre los productos, el 30% para localizar o encontrar información sobre las tiendas, el 25% para leer opiniones de clientes y usuarios y el 21% para escanear un código de barras o QR. Asimismo, el 17% usó su móvil para comparar precios mientras realizaba sus compras en la tienda física.

Respecto a qué les gustaría poder hacer con su «smartphone» en el futuro, el 17% de los encuestados estaría interesado en pagar con su dispositivo en caja y el 14% mostró su interés por comprar y pagar en la tienda a través de una «app». Asimismo, el 13% de los usuarios de móvil estaría interesado en poder realizar un pedido por adelantado a través de una «app» o navegador y el 12% en utilizar su «smartphone» para comparar precios mientras compra en la tienda.

Diferencias de usuarios

En cuanto a la preferencia en el uso de «apps» o del navegador para comprar vía móvil, se han identificado dos grupos, atendiendo a si compran a través de «smartphone» o de «tablet». Entre los del primer grupo que han usado tanto una «app» como el navegador para comprar «online», el 39% se decanta por la «app» frente al 30% que lo hace por el navegador. El restante 30% no tiene preferencia por uno u otro sistema. Los que optan por sus compras a través de la «tablet», el 52% apuesta por su navegador mientras que el 35% opta por la aplicación.

Los expertos consideran que la sociedad española ya está preparada y dispuesta a incorporar el comercio móvil entre sus hábitos de consumo. «A medida que los comerciantes desarrollen estrategias 100% dirigidas a esta plataforma e incorporen métodos de pago fiables y seguros, la expansión del comercio móvil será imparable», señala en un comunicadon el director general de Paypal España y Portugal, Estanis Martín de Nicolás.

En busca de la comodidad

Otra conclusión del estudio de MasterCard sobre las nuevas formas de pago es que las tarjetas «contactless» (sin contacto) ya son empleadas por el 10,2% de los españoles para realizar sus compras en tiendas físicas, gracias a su comodidad y simplicidad. Solo es necesario acercarlas al terminal de pago (TPV) e introducir el PIN si el importe es superior a 20 euros. Su uso además viene de la mano del incremento de su emisión y aceptación: más de 600.000 terminales punto de venta en comercios españoles permiten ya pagar «sin contacto» y casi uno de cada tres españoles dispone de una tarjeta contactless.

Con todo, se demuestra el auge del uso de la nueva tecnología y dispositivos móviles en todas las fases del proceso de la compra, desde el inicio hasta el pago, tanto en el mundo físico como en el mundo digital. «Gracias a esta tecnología, cualquier dispositivo conectado se puede convertir en un dispositivo de compra. Por lo tanto, es necesario trasladar los estándares de seguridad y autenticación del mundo físico al mundo digital para permitir una experiencia de compra más segura. Además, es clave que la tecnología que permita a los consumidores pagar con cualquier dispositivo, esté donde esté, sea sencilla y transparente para todos», agrega Paloma Real, directora de Desarrollo de Negocio e Innovación de MasterCard España.