El 80% de los móviles son «smartphones», mientras que el 78% de los internautas son usuarios intensivos
El 80% de los móviles son «smartphones», mientras que el 78% de los internautas son usuarios intensivos - ARCHIVO

España, líder europeo en penetración de «smartphones»

El móvil canibaliza al PC en el acceso a internet. El informe de 2014 sobre la «Sociedad de la Información» destaca que que España es uno de los países más conectados de Europa. El 80% de los móviles son «smartphones», mientras que el 78% de los internautas son usuarios intensivos

Actualizado:

La irrupción de los teléfonos móviles inteligentes y las tabletas ha dado un vuelco en los últimos años como puerta de entrada a internet. Por primera vez en España, el tiempo de acceso a medios digitales desde dispostivos móviles supera al empleado desde el ordenador tradicional, un dato que demuestra que los españoles han adoptado las nuevas tecnologías rápidamente. Ocho de cada diez móviles son «smartphones».

Son datos que se recoge en la decimoquinta edición del informe «La Sociedad de la Información en España», correspondiente a 2014, y que ha sido presentado este miércoles en Madrid en presencia del Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y el presidente de Telefónica, César Alierta.

Una de las conclusiones de este informe, que expone las tendencias emergentes que durante los próximos años tendrán un gran impacto en la sociedad, es la gran penetracion de los dispositivos de última generación. Actualmente, se calculan unos 26,25 millones de españoles que acceden regularmente a internet, 1,45 millones más que en 2013.

De ellos, la gran mayoría (20,6 millones) se conectan diariamente, por lo que se deduce que viven permanentemente conectados. Y por primera vez, la mitad de las personas mayores entre 55 y 64 años se definen como usuarios intensivos que acceden diariamente a internet, siendo esta la franja de edad que más ha crecido el pasado año (8,6 puntos porcentuales).

El «smartphone» lo cubre todo

La apuesta por el acceso en movilidad ha hecho de España el líder europeo de penetración del «smartphone». Nada menos que cuatro de cada cinco teléfonos móviles en España son inteligentes. En sólo dos años, han pasado de representar el 63% al 81% de los teléfonos móviles en España. Ello no debe ensombrecer el importante crecimiento del 68% de la venta de «tablets» el pasado año.

Y es que los españoles hacen un uso exhaustivo tanto de las tabletas como de los «smartphones», como lo prueba el alto número de descargas de aplicaciones para ambos dispositivos. En España existen 23 millones de usuarios activos de «apps» que realizan 3,8 millones de descargas diarias de aplicaciones. De media, cada usuario tiene instaladas 39 aplicaciones, por 33 de los usuarios de «tablets». El dispositivo utilizado marca una tendencia hacia que el uso del ordenador está más vinculado a razones profesionales, este tipo de aparatos se usa para la comunicación y la «tablet» para una finalidad más general.

La televisión conectada abre la puerta

Un aparato que tradicionalmente no ha sido utilizado para acceder internet empieza a conectarse, principalmente en el caso de las televisiones inteligentes («SmartTV»). Las amplias posibilidades de consumo de ocio en el hogar se han disparado por la renovación de los televisores en los hogares españoles, donde el 70,2% ya disponen de aparatos de alta definición y el 28,7% de «Smart TV». De hecho, España se ha convertido en uno de los países con mayor grado de penetración de este aparato, por encima de Alemania (20%), Reino Unido (17%) y EE.UU. (16%), tras aumentar un 34% el pasado año.

Si bien es cierto que el aspecto multidispositivo en el acceso no es algo nuevo del año 2014, sí lo es el grado de aceptación entre los usuarios. El mercado a finales de 2013 seguía dominado por Samsung con 26,4% de las ventas, un punto porcentual superior ala cuota obtenida en 2012; seguido por LG con un 14,4% y por Sony con un 14,3%, aunque esta última ha sufrido una reducción de 1,4 puntos porcentuales en su cuota de mercado frente al incremento de 2,5 puntos de LG.

La tendencia actual que intentan propagar desde la industria es acelerar los pasos para acceder a la llamada era del «Internet de las cosas», en donde los objetos cotidianos y distintos electrodomésticos mutan en nuevas formas gracias a estar conectadas a la Red, lo que abre la puerta a nuevas ideas de negocio y una sociedad totalmente informatizada.

Con todo, la mensajería instantánea ha continuado como uno de los servicios estrella entre los usuarios, De hecho, el uso de herramientas como WhatsApp, Line, Skype o Telegram ha crecido un 206% en los últimos dos años hasta alcanzar el 78% de la población con teléfono móvil. A grandes rasgos, este contexto supone que prácticamente se igula a la llamada al móvil (utilizada por el 82%) como principal medio de comunicación entre familiares y amigos. No queda ahí la cosa, puesto que los mensajes instantáneos y las redes sociales son, junto a la comunicación interpersonal, los canales preferidos para hablar.

Popularización de redes sociales

El uso de las redes sociales ha aumentado tres puntos hasta el 67,1% en el último año, gracias en parte a la popularización entre edades más avanzadas, ya que han sido generaciones de adolscentes y jóvenes las primeras en adoptar las nuevas tecnologías. La franja de edad en la que más aumenta el porcentaje de internautas que acceden a las redes sociales es la comprendida entre 45 y 54 años, que ha pasado del 43,5 en 2013 al 52,3% en 2014. Los que más acceden a las redes sociales (91,3%) son los internautas entre los 16 y 24 años, aunque por primera vez el porcentaje ha caído 3,3 puntos en relación a 2013.

La gran baza en juego son las velocidades de internet. La Banda Ancha Móvil ha continuado como la clave en el avance de la llamda «Sociedad de la Información». El acceso se hace cada vez más móvil, demostrado por los datos de cuota de mercado de los terminales móviles y que han enterrado al teléfono fijo. En 2014, 21,44 millones de españoles han accedido desde el móvil, lo que ha permitido sumar 4 millones más que en 2013.