Satya Nadella en la conferencia en San Francisco en la que ha pedido disculpas
Satya Nadella en la conferencia en San Francisco en la que ha pedido disculpas - AFP PHOTO / GLENN CHAPMAN

El consejero delegado de Microsoft pide perdón a las mujeres

Satya Nadella seguró hace unos días durante en una conferencia que las mujeres deberían de tener «fe» en que el sistema las premiará con la subida de sueldo «correcta»

Actualizado:

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, ha pedido esye martes perdón a las mujeres por haber dicho que «todo llega» y haberlas desanimado a ser reivindicativas a la hora de pedir subidas de sueldo.

Nadella aseguró, durante una conferencia tecnológica este mes en Phoenix (Arizona) que congregó a una audiencia mayoritariamente femenina, que las mujeres deberían de tener «fe» en que el sistema las premiará con la subida de sueldo «correcta». Nadella, de origen indio, señaló durante la conferencia Grace Hooper que esperar a que llegue la subida de sueldo, en lugar de exigir una, es una cuestión de «buen karma».

«Me equivoqué en la forma en la que respondí a esa pregunta» sobre sueldos, ha dicho Nadella durante una conferencia en San Francisco durante la que habló sobre los servicios en la nube de Microsoft. El directivo aseguró este martes, en respuesta a varias preguntas de los periodistas que asistieron al encuentro, haber sido «insensible» ante la situación que afrontan las mujeres, infrarrepresentadas en el sector tecnológico y quienes con frecuencia cobran menos que los hombres que hacen un trabajo similar.

«La última semana y media ha sido una cura de humildad y de aprendizaje para mí», ha afirmado Nadella, quien sustituyó a Steve Ballmer como consejero delegado de Microsoft en febrero pasado. El directivo, de 47 años, aseguró haber extrapolado su propia experiencia a la mitad de la humanidad e insistió en que eso no es lo que las asistentes a la conferencia en Phoenix querían escuchar.

«Lo que querían es estar seguras de que como consejero delegado (de Microsoft) entiendo los desafíos que afrontan las mujeres en el ámbito laboral», explicó. Hizo hincapié en que para él hay dos principios que tienen que ser «absolutamente ciertos» tanto en Microsoft como en el resto de la industria: el de la igualdad de sueldos por igual trabajo y la igualdad de oportunidades por el mismo trabajo.

Precisó que Microsoft sí respeta la norma de pagar a las mujeres de forma igualitaria e insistió en que la empresa tiene «estadísticas» que lo demuestran. Reconoció, con todo, que las mujeres todavía son minoría en la empresa que dirige, al representar el 29% de la fuerza laboral y señalar que solo el 17% ocupan puestos de ingeniería. Sus comentarios llegan en medio de un intenso debate por la falta de diversidad, tanto de género como étnica en la meca tecnológica de Silicon Valley, dominada por el talento masculino.