Detalle de las HTC Vive Re
Detalle de las HTC Vive Re - HTC

El último pasaje hacia la realidad virtual

A falta de conocer más detalles sobre los planes de Facebook con Oculus, las recién anunciadas HTC Re Vive y el Proyecto Morpheus de Sony preparan su llegada al mercado

Actualizado:

«Me encantaría saber qué está haciendo el bueno de Mark con Oculus desde que lo compró». El chascharrillo se oía en uno de los corrillos que se formaban al acabar el trasiego diario en el Mobile World Congress. El comentario refleja perfectamente el interés del gremio por conocer el sentido que quiere imprimir el fundador de Facebook a la realidad virtual y cómo pretende llevar a cabo el desembarco comercial del casco Oculus Rift.

Zuckerberg apenas pasó de puntillas por el asunto en un encuentro con usuarios en Barcelona donde dijo que, en un horizonte que se dibuja a caballo entre los próximos cinco y diez años, esta tecnología se convertirá en la gran referencia multimedia al permitir experiencias «realmente inmersivas».

Mientras se resuelve esta incógnita, el gran cónclave de la tecnología de la Ciudad Condal se ha saldado con la entrada de un nuevo competidor en este tablero: Re Vive. Este dispositivo supondrá el pasaporte para que HTC se suba al mundo «gammer». Y lo hará con uno de los peces gordos de la industria del vídeojuego, Valve, el estudio responsable entre otros éxitos de la saga «Half Life» y responsables también de la plataforma Steam, un gran zoco digital de títulos para Windows, Mac y Linux.

Un prototipo de esta máquina, no funcional, fue mostrado con cuentagotas en el stand que la marca contaba en uno de los pabellones de la Fira de Hospitallet de Llobregat. Aunque el juicio sobre el diseño queda para un juicio individual de cada usuario, el casco permite mover la cabeza con libertad y no resulta pesado.

Por la parte delantera cuenta con una estructura central que tiene una especie de hendiduras donde se colocan unos sensores y, en el medio, el logo de la marca. En el lado opuesto se encuentra una zona almohadillada para colocarla sobre el rostro así como las gomas de sujección.

A día de hoy, el modelo con el que trabajan internamente sería compatible con cerca del 2% de los ordenadores de todo el mundo, una cifra que irá aumentando paulatinamente hasta su lanzamiento comercial, algo previsto, si no surgen problemas para final de año. Será compatible tanto como equipos con Windows como con ordenadores Mac. Si todo marcha de acuerdo a lo expuesto en Barcelona, los desarrolladores podrán ya empezar a trabajar en las próximas semanas, ya que los responsables de la factoría asiática prometieron una primera remesa pensada para este colectivo lista para primavera.

La factoría nipona, que aspira a crear un potente tándem entre estos equipos y la PlayStation 4, afirman que el casco conseguirá ofrecer una persistencia baja gracias a una reproducción de 120 frames por segundo, lo que suaviza la experiencia del jugador. Esta capacidad para randerizar imágenes ayudaría a eliminar las imágenes borrosas y los llamados parpadeos, que pueden acabar generando mareos y una mala experiencia en los usuarios en caso de producirse con demasiada frecuencia.

En la otra punta del planeta, en la Game Developers Conference que se celebró en San Francisco, esta semana también se han conocido nuevos detalles sobre el Project Morpheus, las gafas de realidad virtual en la que trabaja Sony. Finalmente llegarán en 2016 y no en 2015 como se llegó a especular.

Los paneles LCD, por lo que apuesta Oculus, serán sustituidos por pantallas OLED de 5,7, resolución RGB de 1.920 x 1080. Este material, utilizado por fabricantes como LG en algunos de sus televisiones, permiten encender y apagar cada píxel individualmente, consiguiendo de esta manera, entre otras cosas, una mejor reproducción del color negro.

Pero hasta que se concreten estos lanzamientos, la realidad virtual seguirá refugiada en el móvil, el lugar donde ha encontrado mayor acomodo hasta el momento. Probablemente, impulsada por sus trabajos conjuntos con Oculus, la marca que más lejos haya llegado sea Samsung. Aunque tenía previsto su lanzamiento a finales de febrero en España, los problemas de stock con las Gear VR, aseguran sus responsables, han hecho que se retrase la puesta en ventas hasta mediados de este mes.

Se maneja a través de un botón y un control táctil situado en el lateral del dispositivo. El gran argumento es la pantalla de este «smartphone» del Note 4, que cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas Quad HD AMOLED con una densidad de 515 píxeles por pulgada, lo que permite ofrecer la calidad de imagen necesaria para que la experiencia no se resienta. Se podrán comprar por 249 euros, solo a través de internet, e incluirán un mando, necesario para algunos de los juegos. No necesita recargarse porque la alimentación corre por cuenta de la batería del terminal.

En Barcelona, Samsung ha creado una edición especial de su casco para su nuevo buque insignia el Galaxy S6 y el S6 Edge. Las principales diferencias de las VR Innovator, radican en los 557 píxeles por pulgadas de los nuevos terminales de los asiáticos. Por otra parte, la estructura es un 15% más pequeña que la original, las cuerdas han sido retocadas y cuenta con un sistema de ventilación para facilitar su uso durante periodos más largos. Además, se ha añadido un puerto USB para cargar estos dispositivos mientras se juega.

Otras iniciativas

Sus compatriotas de LG también han movido pieza y han anunciado que han creado unas gafas de realidad virtual de plástico que regalarán a aquellos que se hagan con su teléfono estrella el LG G3. Este accesorio ha sido fruto de la colaboración con Google, que el pasado año creó unas de cartón en un intento de democratizar esta experiencia.

Funcionan con un anillo magnético en uno de los laterales que ejerce de giroscopio del teléfono permitiendo que la imagen se adapte a los movimientos del usuario. «Aunque todavía en su infancia, esto es el comienzo del movimiento de la realidad virtual que hasta hace poco era cara e inaccesible para los consumidores del día a día», dijo Chris Yie, vicepresidente del LG Electronics Mobile Communications.

No es la única colaboración firmada por el gigante de internet, que rescatará junto a Mattel el View Master, 75 años después de su nacimiento. Aquel visor que permitía ver galerías fotográficas insertando un disco se actualizará en los próximos meses y funcionará a través de una aplicación de móvil que estará disponible primero para Android y después para el resto de plataformas. En España también se ha movido pieza al respecto. Se trata de las gafas Lakento, un modelo asequible al costar solo 59 euros y compatible con móviles con pantallas de las 4 a las 6,4 pulgadas.