El Sony Walkman TPS-L2
El Sony Walkman TPS-L2

Cinco gadgets antiguos que tienes en tu trastero y que ahora cuestan una fortuna

Lo retro está de moda y hay muchos coleccionistas dispuestos a rascarse el bolsillo por tus viejos dispositivos

MadridActualizado:

Lo retro está de moda, especialmente en lo que se refiere a la tecnología. Sólo hace falta realizar un rastreo rápido en Google para encontrar innumerables anuncios de venta de dispositivos que, en muchos casos, superan de largo los 30 años; pero que despiertan el interés de una amplia gama de coleccionistas; ya sientan preferencia por los videojuegos, los ordenadores, los reproductores de música o los teléfonos. Gadgets que, en muchos casos, pueden llegar a alcanzar precios de venta superiores a los mil euros en portales como eBay. Y, ¿quién sabe? Es posible que usted tenga alguno echando polvo en su desván y todavía no lo sepa.

Apple-I

No son pocos los amantes de la tecnología que se reconocen como adictos a Apple. Así lo demuestra el que cada vez sean más los que se lanzan a coleccionar dispositivos antiguos de la firma de la manzana mordida. La compañía nació en la década de los setenta, mucho antes de que los teléfonos inteligentes o las «tablets» fuesen algo más que una quimera propia del cine de ciencia ficción. Por entonces, la tecnológica se encontraba centrada en el desarrollo de ordenadores. El primero de ellos fue el Apple-I, del que apenas se vendieron unos pocos centenares en la época.

El ordenador Apple-I
El ordenador Apple-I - Cynde Moya

Pues bien, en estos momentos ese dispositivo, desarrollado por los cofundadores de la empresa Steve Jobs y Steve Wozniak, está valorado en unos 375.000 dólares. Al menos, ese es el precio que se pagó en 2018 por uno en buen estado. «La Apple-I tenía una potencia terriblemente baja comparada con la Apple-II», recordaba Wozniak recientemente en una entrevista con BBC. El ingeniero afirmó, a su vez, que calculan que en la actualidad solo debe haber unos 75 Apple-I en todo el mundo, y de estos únicamente 15 funcionan correctamente.

Megaman 7

Los videojuegos retro están cada vez más caros. Por poner un ejemplo, la séptima entrega de la saga «Megaman» para Súper Nintendo puede superar de largo los 700 euros en caso de que se encuentre completa (con las instrucciones y con la caja de cartón en buen estado). Un precio que puede parecer de locos, pero que se queda corto si se compara con otros, como buena parte del catálogo de valoradísima Neo Geo, o con títulos que brillan por su excepcionalidad.

Ese es el caso del «Gamma Attack» de la Atari 2600. Por este juego, del que únicamente existe una copia, se llegó a pagar en su momento cerca de 500.000 dólares. Una cifra completamente fuera de mercado, pero que bien puede valerlo dada su extrema rareza. Así que, ya sabe, si todavía conserva alguno de sus sistemas antiguos y no les da uso, puede sacarse un buen pellizco vendiéndolos de segunda mano.

Sony Walkman TPS-L2

Las cosas como son, las cintas de música y los walkman nuncan han destacado por ofrecer un sonido de calidad. Sin embargo, todavía a día de hoy, 40 años después de su aparición, siguen siendo de interés. Así lo demuestra el Walkman TPS-L2 de Sony. Este fue el primer reproductor de este tipo que se lanzó al mercado, y en la actualidad alcanza precios que se mueven entre los 400 y los 1.000 euros. La popularidad de la película de Marvel «Guardianes de la Galaxia», en la que se puede ver al protagonista utilizándolo a menudo, han ayudado a que el dispositivo se encarezca.

wikimedia
wikimedia

Cinexin

Posiblemente uno de los aparatos más recordados por aquellos que crecieron entre los años setenta y los ochenta. El proyector era muy simple. Permitía visualizar películas cortas, con una duración de unos pocos minutos, accionando una manivela. Pero era suficiente para tener a un niño embelesado durante horas. Actualmente el Cinexin Súper 8 puede superar tranquilamente los 100 euros en subastas de internet, siempre y cuando se encuentre en buen estado y completo.

Motorola StarTAC 130

Aunque por momentos pueda parecer que hemos nacido con un teléfono inteligente en la mano, lo cierto es que no hace mucho vivíamos en un mundo completamente analógico. Un mundo en el que no existía Facebook. Donde nuestros datos estababan seguros. Donde no sentías que podías ser localizado por cualquiera en cualquier momento. Donde, posiblemente, eras un poco más libre.

En la década de los noventa, antes de que internet terminase de ponerlo todo patas arriba, los teléfonos móviles estaban muy lejos de convertirse en lo que son en la actualidad. Ya saben, llamadas, SMS, despertador, el juego de la serpiente y poco más. Pues bien, algunos de esos dispositivos han alcanzado precios completamente prohibitivos en la actualidad, como es el caso del Motorola StarTAC 130. Este terminal, que se desplega como si fuese una concha, puede alcanzar facilmente en subasta más de 300 euros si se encuentra en buen estado.

El Motorola StarTAC
El Motorola StarTAC - wikimedia