ABC

Moda

La etiqueta a bordo de un yate de lujo

Las jornadas en Alta mar también tienen sus códigos de estilo. Te contamos como vestir bien en un barco

¿Qué look elegir para disfrutar de una jornada en alta mar? - Instagram @nautica
ActualizadoMaría AguirreMaría Aguirre ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

Hay dos formas de ver el mar en vacaciones: desde la orilla o subido en un barco. No es que la primera opción sea mala, ni mucho menos, pero todo aquel que ha probado lo segundo sabe que no tiene punto de comparación. No las tiene por las vistas de la costa, que en determinados lugares del mundo ofrece auténticas postales para el recuerdo, ni tampoco en cuanto a la calidad de la experiencia, con un grado de privacidad y exclusividad que difícilmente se puede conseguir en tierra firme.

Estas líneas no van dirigidas a aquellos privilegiados a los que estás palabras le son de sobra familiares, sino a esas otras que están a punto de entrar en ese grupo de elegidos que alguna vez han pisado un yate de lujo. También, por supuesto, lo están para todos esos curiosos que sueñan con hacerlo algún día, o que simplemente desean conocer un poco más acerca de un mundo que les pilla algo lejano.

En cualquier caso, si es la primera ocasión que te enfrentas a una estancia en una embarcación de primer nivel, es normal que aparezcan las dudas acerca de lo que meter en la bolsa de viaje, que es más recomendable por la mayor adaptabilidad de este tipo de complementos si los comparamos con las maletas tradicionales, que pueden resultar incómodas en un espacio reducido como el de los barcos -dependiendo de su tamaño, evidentemente-.

El saber estar como protocolo

No hay reglas más allá del sentido común y el saber estar
No hay reglas más allá del sentido común y el saber estar - Instagram @mrporterlive

En un yate de lujo, al fin y al cabo, los códigos no distan tanto de ambientes similares que uno puede encontrarse en su día. El protocolo, aunque no esté reflejado en ningún libro de estilo oficial, implica cierta formalidad, pero siempre dentro de un ambiente casual, salvo que exista algún evento de etiqueta a bordo previamente planificado, en cuyo caso, por supuesto, habrá que incluir en el equipaje un look a tal efecto.

El sentido común y el saber estar son casi más importantes que la propia ropa que uno lleve en el barco. Normas de convivencia y de educación como la cortesía, que deberían ser el pan nuestro de cada día, se convierten en algo todavía más importante en la cubierta de un barco, donde todo sucede en un espacio mucho más concentrado. En cuanto a la ropa, aunque la mayoría del tiempo se pase con prendas casual, debe ser racional, sin perder la elegancia, y a ser posible incluyendo guiños marineros, que nunca fallan. Y no nos referimos con esto a los anclas o los estampados de nudos o peces, sino a detalles más sencillos y finos como, por ejemplo, dar protagonista al azul marino y al blanco. Ojo, tampoco es cuestión de convertir la bolsa de equipaje en un mano a mano entre estos dos tonos, que aceptan de buen grado convivir con algún otro azul más claro o los verdes, entre otros.

Por lo general, se suele pasar al menos una jornada completa en el barco, por lo que es importante escoger muy bien qué llevar. Poco, pero variado, ya que las condiciones del tiempo pueden cambiar rápidamente en alta mar con el paso de las horas. Por eso, es básica la bermuda para el día; mejor si está fabricada en en un material fresco como el lino y si es en color claro, ya que combate mejor los rayos del sol; pero, si tienes pensado pasar al menos una noche, no sobra un suéter o, si la ruta es por lugares fríos, incluso una chaqueta.

Además, el polo y las camisas son los dos básicos que mejor complementan el equipaje para disfrutar en alta mar. Son versátiles y cumplen todos los requisitos anteriormente citados: elegantes y sencillos.

Más allá del bañador

La sencillez y la comodidad, básicos para una jornada en un yate
La sencillez y la comodidad, básicos para una jornada en un yate - Instagram @zeneraa

Por último, bañador aparte -bermuda de largo clásico, por encima de la rodilla o a la mitad del cuadríceps, y cuidado no te lo vayas a dejar en casa con los nervios-, el detalle más importante que nos queda por repasar son los pies. Es habitual que en cubierta, dependiendo del tipo de barco, se pase bastante tiempo descalzo, así que es conveniente llevar los pies siempre cuidados al detalle -esto es algo que deberíamos mantener siempre, pero en esta situación se convierte en absoluta prioridad-.

Esto no quita, por supuesto, que haya que calzar un zapato apto para la navegación. En este sentido, aunque tengas a mano otras opciones, para no fallar en la practicidad y de paso añadir un plus de elegancia al look con otro guiño navy, los náuticos son la elección ideal.

Para rematar un equipaje completo, no te olvides de los complementos, que en el mar tienen un papel protagonista, tanto por razones de estilo como funcionales. Es innegociable viajar con una gorra, a poder ser discreta, que se aleje del ruido de la moda más urbana, y unas gafas de sol, como mínimo. Aunque si hablamos de un complemento que brille por encima del resto con los looks de aire marino, ese es el reloj. Es el bocado más rico de la tarta, y como tal lo disfrutarás a la hora de elegirlo, porque en el mercado tienes auténticas joyas que son fantásticas para lucir en alta mar, y totalmente resistentes al agua.

Top Summum

  1. 1

    El entrenamiento de Sergio Ramos para tonificar todo el cuerpo

  2. 2

    El avión español que viajará de Londres a Nueva York en 2 horas

  3. 3

    Por qué entrenar el core debería ser tu principal objetivo fitness

  4. 4

    La última lección de estilo de David Beckham o cómo cambiar un look con solo dos básicos de armario

  5. 5

    El método infalible de Cristiano Ronaldo para marcar abdominales

  6. 6

    A la venta un avión de combate por 8,5 millones de dólares

  7. 7

    El camión más caro del mundo

  8. 8

    Bebidas probióticas: qué, cómo, por qué

  9. 9

    Cómo elegir las mejores zapatillas para correr

  10. 10

    Relojes de doble firma: la inversión más exclusiva

  1. 1

    El entrenamiento de Sergio Ramos para tonificar todo el cuerpo

  2. 2

    Cómo elegir las mejores zapatillas para correr

  3. 3

    La casa más cara de Hawái: 31 millones de euros y aspiraciones a club social

  4. 4

    La última lección de estilo de David Beckham o cómo cambiar un look con solo dos básicos de armario

  5. 5

    David Beckham: dos looks opuestos con un mismo traje de Dior

  6. 6

    La nueva mansión de Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, al detalle

  7. 7

    Roban el inodoro de oro de la casa de Churchill

  8. 8

    El polémico fundador de Uber se compra un ático de 32 millones de euros

  9. 9

    El avión español que viajará de Londres a Nueva York en 2 horas

  10. 10

    El descapotable más potente del mercado