Valentino, el niño con parálisis cerebral y electrodependiente que murió por un corte de luz

El lunes pasado cortaron la luz en su casa en Lomas de Zamora (Argentina). Pasó 14 horas sin suministro y murió

Actualizado:

Valentino Ladislao tenía 5 años y era electrodependiente. Tras un accidente con un vidrio que se le incrustó en el corazón y le provocó una parálisis cerebral, necesitaba de la energía para poder vivir, según informa Clarín. El pequeño murió tras un corte de luz de más de 12 horas en su casa del barrio Centenario, municipio de Lomas de Zamora. Según aseguró su familia, la empresa Edesur les interrumpió el suministro eléctrico por una deuda que no podían pagar.

Mariana Medina, madre de Valentino, explicó a los medios locales que estuvieron sin luz desde las siete de la mañana hasta las 22. «Ese día llamé muchas veces a Edesur para informarles que yo tenía a mi nene electrodependiente y la respuesta de ellos fue que yo tenía una deuda y que no me podían decir cuándo iba a venir la luz. Me vino 60 mil pesos de recibo que no los pude pagar porque no tengo las condiciones para pagar esa cantidad de plata», detalló. «Se negaban a decirme a qué hora iba a venir la luz. Cerca de casa había una cuadrilla, pasé, hablé con ellos y les dije que tenía un nene electrodependiente y me decían que había que esperar hasta que venga la luz», agregó.

Verónica, la tía de Valentino, contó a la prensa que esa tarde el niño necesitaba el oxígeno porque estaba con broncoespasmos: «no se lo podía llevar al hospital porque los médicos le habían dicho que era época de bronquiolitis y neumonía, y que era fatal. Por ese motivo no lo trasladamos urgente en ese mismo momento», explicó.

Pasadas las 19, al ver que la electricidad no volvía, pidió ayuda al padre de su hijo, quien se acercó para intentar arreglar un grupo electrógeno que le habían donado hacía un tiempo pero que no funcionaba. «Alrededor de las 20.40, pudimos prenderlo y ahí lo aspiré. Pero fue tarde. A las 21.10 dejó de respirar», dice Mariana con la voz entrecortada.

Por su parte, desde la empresa suministradora indican que «no se interrumpió el suministro de energía en el domicilio por la deud sino que se trató de un corte programado por obras en la zona». También aseguraron que «no sabían que en esa casa vivía una persona electrodependiente ya que esa situación no había sido registrada».