GUILLERMO NAVARRO

Las salidas de las grandes ciudades registran las primeras dificultades del tráfico del Puente de Todos los Santos

El mal tiempo y la huelga de Renfe ralentizan la circulación, sobre todo en las salidas de Madrid, Barcelona y Sevilla

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha a las 15.00 horas de este miércoles y hasta las 0.00 horas del próximo domingo un dispositivo especial para regular, vigilar y dar seguridad a los seis millones de desplazamientos de largo recorrido previstos por carretera con motivo del puente de Todos los Santos. El mal tiempo previsto al menos hasta el viernes y la huelga de Renfe complicarán mucho el tráfico rodado, sobre todo a la salida de las grandes ciudades.

Renfe ha cancelado la circulación de 87 trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia para hoy miércoles, 31 de octubre, el 21,6% de los inicialmente programados, ante la convocatoria de una jornada de huelga por parte del sindico CGT que coincide con la operación salida.

Las primeras complicaciones se han registrado a las salidas de las principales ciudades españolas, como Madrid, Barcelona o Sevilla, según informa la Dirección General de Tráfico en su boletín de la tarde. Así, en Madrid hay dificultades en las salidas de las principales autovías, como en la A-2 en Alcalá, la A-3 en Rivas, la A-4 en Pinto, la A-42 en Getafe y la A-5 en la zona de Campamento y Alcorcón. En Barcelona, la circulación es intensa en la A2, en Cornellá hacia el puerto.

En estos momentos, una de las principales complicaciones se da en Murcia, donde una avería en Espinardo está provocando 12 kilómetros de retenciones en la A-30 sentido Albacete. Además, hay otros 6 kilómetros de retenciones en la A-7 en dirección Cartagena.

En cuanto a Andalucía, hay retenciones en Sevilla, en la salida de la A-49 en Camas y en la A-376 en la zona de la Universidad Pablo de Olavide. En Málaga, se registran dificultades al tráfico en la A7 en Torremolinos en dirección Marbella, al igual que en Palmones, en Cádiz, sentido Algeciras.

Muchos ciudadanos acuden a los cementerios, por lo que se incrementan los viajes cortos y largos

Pese a que la festividad de Todos los Santos cae en jueves, numerosos ciudadanos disfrutarán de cuatro días de descanso en lugares diferentes a los habituales y muchos de ellos optarán por el vehículo como medio de transporte.

Ante el previsible incremento de movimientos, Tráfico aumentará los medios humanos y materiales de los que dispone con el fin de garantizar la seguridad y fluidez de la circulación en las vías interurbanas.

Muchos de los trayectos que se producirán durante estos cuatro días estarán motivados por la visita a los cementerios, por lo que se incrementarán tanto los viajes cortos como largos.

Previsión diaria

Por otro lado, la DGT indicó que los mayores problemas circulatorios se podrán encontrar el miércoles por la tarde a la salida de los grandes núcleos urbanos y en las principales vías de comunicación de acceso a zonas turísticas, de descanso y segunda residencia.

Desde primeras horas de la mañana del jueves y durante todo ese día se producirán desplazamientos de vehículos por las carreteras de acceso a los cementerios de los distintos núcleos urbanos, con lo que se esperan problemas de circulación en los accesos y los aparcamientos de camposantos.

Durante todo el día del viernes se producirán los movimientos habituales de entrada y salida a grandes núcleos urbanos por ser día laborable, que serán de menor magnitud que el resto de días habituales por coincidir este día dentro del periodo festivo de Todos los Santos.

El sábado por la mañana continuará el tráfico de corto recorrido a zonas de ocio y esparcimiento cercanas a núcleos urbanos y de segunda residencia de salida de las grandes ciudades.

Desde primeras horas de la tarde del domingo comenzará el retorno de la operación especial y se esperan dificultades de circulación en los principales ejes viarios de comunicación que encauzan todo el movimiento de vuelta a casa: carreteras de la red de interés general, autopistas y autovías. Por la tarde-noche, esos problemas circulatorios se trasladarán a los accesos de los grandes núcleos urbanos.

Medios y medidas

Para evitar en la medida de lo posible las retenciones, Tráfico instalará durante estos días carriles adicionales en el sentido contrario de las carreteras que registren mayores intensidades de circulación, sobre todo en las proximidades de las grandes ciudades.

Por razones de seguridad vial, movilidad y fluidez de la circulación, restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transportes especiales y vehículos que necesitan autorización especial para circular, así como todos los camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 kilos, en algunos tramos horarios, días y carreteras de especial intensidad de circulación. También limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada, en ciertos tramos de carreteras y horas.

Para llevar a cabo todo el dispositivo, la DGT cuenta con los servicios de más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico, todos los agentes disponibles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

Poner las luces

Por otra parte, la DGT recomendó a los conductores que no disponen de vehículos equipados con luces de conducción diurna (LCD) que lleven encendido el alumbrado de cruce mientras se conduce durante el día porque aumenta la visibilidad en una época del año en que se va reduciendo la luz solar cada día.

Diversos estudios realizados sobre luces de conducción diurna concluyen que un vehículo que circula con las luces encendidas es percibido a una distancia de 240 metros; en cambio, si el vehículo no lleva las luces encendidas, esa distancia de percepción se reduce a menos de la mitad.