Imagen de archivo
Imagen de archivo - AFP

El Supremo confirma la obligación de que Baleares oferte Religión en primero y segundo de Bachillerato

El consejero de Educación, el socialista Martí March, considera que las escuelas «tendrían que ser más neutrales» en materia de enseñanza religiosa

Palma de MallorcaActualizado:

El Obispado de Mallorca ha informado este martes, a través de un comunicado, de que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo «no ha admitido a trámite» el recurso presentado por la Abogacía de la Comunidad contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) que, dando la razón al Obispado, determinaba que la Consejería de Educación del Gobierno balear debía modificar el currículo de Bachillerato para que pudiera ofrecerse la asignatura de Religión en primero y en segundo de dicho nivel, y no únicamente en primero, como ocurría en estos momentos.

En su auto de 11 de octubre, contra el que ya no cabe recurso, el Alto Tribunal señala que la LOE obliga a incluir la Religión también en el segundo curso del Bachillerato entre las asignaturas objeto de elección y que, habiéndose pronunciado ya en ocasiones previas, el recurso de la Comunidad no tiene interés casacional, inadmitiéndolo a trámite. De ese modo, queda plenamente confirmada la sentencia del TSJIB de 31 de enero de este mismo año que estimó el recurso interpuesto por la Diócesis.

El Obispado de Mallorca muestra «su satisfacción» por esta resolución, que «garantiza el derecho fundamental de las familias a que los alumnos puedan recibir una formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones también en la escuela pública». Asimismo, el Obispado hace votos para que, en el futuro, «no sea necesario acudir a los tribunales de justicia para que sean reconocidos estos derechos».

Cabe recordar que en la presente legislatura preside la Comunidad la socialista Francina Armengol, que gobierna junto con la formación ecosoberanista MÉS por Mallorca. Armengol cuenta además con el apoyo parlamentario externo de Podemos y de MÉS por Menorca. El consejero de Educación en el actual mandato es el socialista Martí March.

El Govern acata el fallo

El consejero de Educación se ha pronunciado este martes sobre la resolución del Supremo. A preguntas de los medios, March ha indicado que «evidentemente no compartimos esta sentencia, por razones diversas», si bien a continuación ha recalcado que «evidentemente acatamos esta sentencia, como no puede ser de otra manera». Asimismo, ha confirmado que, en Baleares, la Religión en los dos cursos de Bachillerato se ofertará a partir del curso 2019-2020, porque «ahora resulta muy complicado ofertarla, cuando el curso ha comenzado, supondría contratar profesorado, que los alumnos se matriculasen o desmatriculasen, porque es una asignatura optativa».

Seguidamente, March ha señalado que deseaba hacer «una reflexión genérica» sobre la enseñanza de la asignatura de Religión. «Nosotros pensamos que tiene que haber una reflexión a nivel de la ley educativa, que se tendría que hacer a nivel de España, y también de la revisión del Concordato», ha afirmado, para añadir: «Creo que realmente se tendría que hacer una oferta de la Religión que vaya sobre Historia de la Religión o Cultura Religiosa, pero planteando que las escuelas tendrían que ser más neutrales desde esta perspectiva».

«En cualquier caso, la legislación es la que tenemos en estos momentos, nosotros las sentencias las cumplimos escrupulosamente y para el curso 2019-2020 aplicaremos esta sentencia y ofertaremos la asignatura de Religión en segundo de Bachillerato, como oferta obligatoria, y que sea optativa para cada alumno», ha apostillado.