AFP

¿Qué suponen 1,5 grados más en el planeta?

Los expertos en clima de la ONU llaman a una acción urgente para evitar que la temperatura aumente hasta los 2ºC

Actualizado:

Medio grado más de calentamiento global será la diferencia entre la vida y la muerte, la hambruna o las catástrofes naturales para millones de personas. Cuando el planeta ya se encuentra en 1ºC de calentamiento sobre los niveles de la época preindustrial, algunas de las consecuencias del cambio climático han comenzado a manifestarse: el deshielo del Ártico, las inusuales olas de calor, la fuerza de los huracanes. Según advirtió este lunes el grupo de científicos asesores de la ONU para el cambio climático (IPCC), el mundo alcanzará un calentamiento de 1,5º entre 2030 y 2052. Y para evitar que ese aumento de la temperatura global llegue a los 2º, hay que tomar acciones rápidas, de amplio alcance y «sin precedentes». Esa diferencia de temperaturas es crucial.

Cultivos y plantas

Según los estudios del IPCC, si la temperatura media de la Tierra sube 2ºC se perderán el 16% de las plantas. Si se limitan a un 1,5º, será la mitad. Es probable que haya menos alimento disponible con 2ºC de calentamiento que con 1.5C en el Sahel, el sur de África, el Mediterráneo, Europa central y el Amazonas. También se espera que el ganado se vea afectado a medida que aumenta la temperatura. Además, el informe alerta de que el valor nutricional de los alimentos caerá.

En África, por ejemplo, un incremento de 1,5 grados en la temperatura de África Subsahariana podría llevar a la pérdida de cerca de un 40% de los terrenos dedicados al cultivo del maíz, mientras que para el año 2050, los cultivos se podrían reducir al 10%.

Aumento del nivel del mar

En 2100 el aumento del nivel del mar sería 10 centímetros inferior con un calentamiento global de 1,5ºC en comparación con uno de 2ºC. Esto significaría que hasta 10 millones de personas menos estarían expuestas a las consecuencias, como inundaciones, daños en infraestructuras o pérdida de terrenos.

Más enfermedades como el dengue

El riesgo de muertes relacionadas con el calor es menor con 1,5ºC que con 2º, mientras que los riesgos de algunas enfermedades transmitidas por insectos, como la malaria y el dengue, pueden aumentar con la temperatura.

Deshielo

Con un calentamiento global de 1,5ºC sobre los niveles preindustriales, la probabilidad del océano Ártico de quedarse sin hielo en verano sería de una vez por siglo. En cambio, con una temperatura de 2º, la probabilidad es de al menos una vez por decenio.

Pérdida de especies

Un 18 por ciento de los insectos del mundo, un 5 por ciento de aves y un 8 por ciento de los vertebrados se perderán si sube 2ºC la temperatura media de la Tierra. Con un 1,5º, estas pérdidas se reducirían a la mitad.

Sequías

Reducir el incremento global de la temperatura de 2 grados a 1,5ºC reduce la cantidad de población mundial expuesta a estrés hídrico en un 50 por ciento. En la zona mediterránea, la reducción media en la escorrentía anual casi se duplica.

Inundaciones

Los episodios de lluvias torrenciales aumentarán. No obstante, el mayor incremento en el riesgo de inundaciones se encuentra en EE.UU., Asia y Europa en general, y disminuirá en Europa oriental y África.

Más días de calor extremo

Aproximadamente 420 millones de personas menos estarían expuestas a las olas de calor extremas si se consigue limitar el calentamiento global a 1,5°C en lugar de 2°C . Se proyecta que la cantidad de días de calor aumente en la mayoría de regiones, y que estos a su vez sean más calurosos, especialmente en América del Norte, Centro y Sur de Europa y la región mediterránea.

Muertes por contaminación atmosférica

El objetivo del nuevo informe del IPCC es activar medidas drásticas que eviten 150 millones de muertes por contaminación atmosférica.

Los más amenazados

Aunque en cada región los peligros concretos asociados son diferentes, las zonas que están particularmente amenazadas incluyen los sistemas árticos, las regiones secas, los pequeños países en desarrollo insulares y los países menos desarrollados, según el IPCC.