La científica Gunhild Ninis Rosqvistn en la cumbre Kebnekaise
La científica Gunhild Ninis Rosqvistn en la cumbre Kebnekaise - AFP

Suecia se queda sin su pico más alto por el cambio climático

Su altura ha bajado 24 metros desde 1960 y según los científicos, «casi toda la contracción ha sido en las últimas dos décadas»

Actualizado:

Los cientícifos han confirmado que las altas temperaturas que está alcanzando el Ártico causadas por el cambio climático han reducido la cumbre de Kebnekaise. El volumen que ha perdido ha sido tan alto que ha dejado de ser el pico de montaña más alto de Suecia.

Gunhild Ninis Rosqvist, profesora de geografía de la Universidad de Estocolmo que ha tomado medidas del glaciar durante varios años, ha declarado a The Guardian que este fenómeno es «una señal muy obvia y muy clara para todos en Suecia de que las cosas están cambiando».

La científica asegura que la altura del pico sur de Kebnekaise fue la más baja registrada. En concreto, 24 metros menos que en la década de 1960. «Casi toda la contracción ha sido en las últimas dos décadas, cuando el glaciar ha perdido un promedio de un metro al año», dijo.

Es probable que durante el invierno el glaciar que colma el pico se expanda y recupere su clasificación. No obstante, según Rosqvist, «la tendencia ahora está firmemente establecida y es muy clara».

Fue en mayo y julio de 2018 cuando Suecia registró sus meses más calurosos- alcanzó temperaturas que se elevan a más de 10°C por encima de lo normal. Los incendios forestales en todo el Ártico tambien influyeron y provocaron que el glaciar Kebnekaise se redujera casi cuatro metros.

Aunque este año julio no fue tan caluroso, Markusvinsa, en el extremo norte del país, registró 34.8°C, la temperatura más alta jamás registrada al norte del círculo polar ártico en Suecia.

El verano es crucial para los glaciares. Las altas temperaturas condicionan su deshielo y los veranos fríos permiten que el hielo se mantenga. Pero los últimos dos veranos escandinavos han causado que la nieve y el hielo se derritieran muy rápido: «Se puede ver en la parte superior, donde está más expuesto al sol. Puedes ver el agua de deshielo corriendo», aseguró la científica.

Ninis Rosqvist afirmó que el glaciar en el pico de Kebnekaise era «icónico, un símbolo para todos los glaciares en Suecia. Pero no necesitamos más símbolos. No necesitamos acumular más evidencia. Podemos ver el clima cambiando ante nuestros ojos aquí, y tenemos que hacer algo al respecto».