Starbucks, obligado a advertir de que su café tiene sustancias cancerígenas

Un juez de California cree que no se ha demostrado que no haya presencia de un carcinógeno producido en el proceso de tostado del café

Actualizado:

Starbucks y otros vendedores de café deberán poner una advertencia de que el café que suministran tiene sustancias cancerígenas, según ha dictaminado un jueg de Los Ángeles. Además es posible que las compañías se expongan una multa de millones de dólares por lo haberlo indicado anteriormente saltándose así la ley de California.

Una asociación sin ánimo de lucro demandó a 90 vendedores de café de California (entre los que se encontraba Starbucks) por considerar que estaban vulnerando la legislación. Esta obliga a los vendedores a advertir a los consumidores de que los productos químicos que se usan en la elaboración pueden causar cáncer. Uno de esos compuestos es la es acrilamida, que surge en el cultivo de los granos de café y está presente en altos niveles.

El juez de la Corte Superior de Los Ángeles Elihu Berle ha sentenciado que las empresas no han podido demostrar que no haya riesgo significativo en el uso de ese producto. Por tanto, obliga a Starbucks y al resto de acusados a indicarlo en sus establecimientos de California, aunque podrán alegar antes del 10 de abril.

Starbucks se negó a hacer comentarios ante la prensa y se remitió a un comunicado de la Asociación Nacional del Café, que aseguraba que están considerando la apelación y otras medidas legales. «Las etiquetas de advertencia sobre el cáncer en el café serían engañosas. Las propias pautas dietéticas del Gobierno de Estados Unidos establecen que el café puede ser parte de un estilo de vida saludable», señala. Sin embargo, el juez en su decisión indica que los demandados no probaron que el consumo de café confiere un beneficio para la salud.

Millones en multas

La demanda fue presentada en 2010 y exige multas de hasta 2.500 dólares por cada persona que se ha visto expuesta al producto químico desde 2002, lo que equivaldría a sanciones millonarias teniendo en cuenta que California tiene una población de 40 millones de habitantes. Dicha multa, de haberla, se decidirá en una tercera parte del juicio.

En la primera, Starbucks perdió al no poder demostrar que el nivel de acrilamida en el café estaba por debajo de lo que representaría un riesgo significativo de cáncer. En la segunda, no pudieron demostrar que existía un nivel de riesgo «alternativo» aceptable para el carcinógeno. Varios de los acusados llegaron a un acuerdo antes de continuar con el juicio y acordaron advertir a los consumidores además de pagar millones en multas.