Protesta de médicos en Cataluña
Protesta de médicos en Cataluña - ABC

Dos mil quinientos médicos en el limbo

En siete años habrá una bolsa de graduados en Medicina que no han podido especializarse y tendrán que buscar una salida fuera de España

MADRIDActualizado:

La sanidad española asiste a una terrible paradoja: las facultades de Medicina están llenas, pero faltan médicos que releven a una plantilla cada vez más envejecida y a una demanda de profesionales al alza. Y para mayor esquizofrenia se está generando una bolsa de médicos que pese a querer ejercer no pueden hacerlo porque no pueden conseguir la especialidad. Son los facultativos que terminan la carrera de Medicina y no logran una plaza MIR (Médico Interno Residente) para formarse como ginecólogos, traumatólogos, oncólogos... o cualquiera de las especialidades médicas. Un informe del Ministerio de Sanidad, presentado a las comunidades autónomas, calcula que en 2026 habrá 2.500 médicos en este limbo laboral. «O tendrán que buscar un ejercicio profesional que no requiera título de especialista, o bien tendrán que buscar salida profesional fuera de España».

El informe, «Estimación de la oferta y demanda de médicos especialistas en España 2020-2030», plantea como solución reducir el acceso a las facultades de Medicina (aumentar numerus clausus) y elevar en paralelo «ligeramente» el número de plazas MIR convocadas en las especialidades con proyección deficitaria. Según el escenario actual, se necesitarán anestesistas, cirujanos generales, urólogos, farmacólogos clínicos, geriatras, especialistas en Radiodiagnóstico, Medicina Familiar y Pediatría. De momento, este año habrá 360 nuevas plazas MIR para la próxima convocatoria.

Las comunidades autónomas también están de acuerdo con retrasar de manera voluntaria la edad de jubilación de los facultativos en activo en las especialidades con más demanda para paliar el déficit. Una medida que ya han empezado a poner en marcha.

Algunas comunidades han propuesto retener a los médicos ya especializados para que ejerzan durante un tiempo en la sanidad pública para retener talento y aprovechar la inversión realizada en su formación. Esta medida no la descarta el Gobierno, aunque no se llegó a abordar en la reunión.

Son solo soluciones a corto plazo. El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas también buscan una transformación del sistema sanitario a medio plazo para hacer frente a la escasez de profesionales y a una población cada vez más envejecida que demanda recursos sanitarios.

Más enfermeros y menos médicos en Primaria

La transformación del sistema pasa por dar más poder a la Atención Primaria. No solo con más médicos de Familia y pediatras, también dando a enfermeros, rehabilitadores o fisioterapeutas nuevas responsabilidades, según ha podido saber ABC. Esto significaría que dolencias menores o la vigilancia de enfermos crónicos quedaría en manos de estos profesionales sanitarios y los casos más graves se reservarían a los médicos.

También se trabaja en potenciar las nuevas tecnologías, como la telemedicina para poder llegar a las zonas rurales y alejadas de los grandes núcleos de población.

Sanidad ha organizado varios grupos de trabajo para acordar un modelo de Atención Primaria más moderno. Las comunidades autónomas deberán presentar sus propuestas el próximo mes de mayo.