Suso, el profesor de Córdoba que irá hasta Santiago en bicicleta
Suso, el profesor de Córdoba que irá hasta Santiago en bicicleta
Sociedad

Un profesor hace el Camino de Santiago para contratar un maestro de educación especial para su colegio

El docente recorrerá 1.000 kilómetros, en 17 etapas y «venderá» a 4 euros el kilómetro

CórdobaActualizado:

Hace mil años, el caudillo musulmán Almanzor prendió fuego a Santiago de Compostela en una de sus innumerables «razzias» y se llevó de recuerdo a Córdoba, la capital del Califato, las campanas de la catedral... a hombros de esclavos cristianos. Hoy se hace difícil imaginar cómo soportaron aquellos cautivos una travesía de 1.000 kilómetros con semejante carga.

El mismo camino poco más o menos, pero a la inversa, lo inició ayer mismo Juan Jesús Muñoz «Suso», un profesor de Córdoba. No lleva nada que pese tanto –12 kilos de equipaje, asegura– ni que haga tanto ruido como las campanas que se trajo su «paisano». Lo más parecido es un timbre, el de la bicicleta con la que quiere recorrer el Camino de Santiago cargado, eso sí, con nobles intenciones y una gran responsabilidad. Suso pretende recaudar dinero para poder pagar a un monitor de apoyo para los niños con necesidades especiales en el colegio en el que da clases, la Sagrada Familia de Córdoba.

El centro, al que en Córdoba se le conoce como Las Francesas, es un colegio religioso concertado con la Junta de Andalucía con la particularidad de que «hay una gran cantidad de niños con necesidades especiales», explica Suso a ABC. Son una treintena en uno de los pocos colegios de la ciudad que dispone de dos aulas de integración. Por ello, afirma el profesor, «se sobrepasa la dotación que nos concede la Junta por ser un centro concertado, pero no nos pueden dar más». Hasta ahora, los profesores suplían las carencias de la educación concertada mediante voluntarios o asociaciones, pero Juan Jesús Muñoz quiere mejorar la calidad de la enseñanza integrada y, por qué no, las condiciones laborales de los monitores de apoyo.

De esta necesidad, pero también de su amor por el deporte, le vino a Suso la idea de realizar el Camino de Santiago desde Córdoba, aunque fuera en pleno julio —¡qué valor!— para aprovechar las vacaciones. Esos 1.000 kilómetros, repartidos en 17 etapas, se «venden» en internet a 4 euros en mimetaestucamino.wordpress.com. Es la cantidad justa, 4.000 euros, que Suso y los profesores de Las Francesas han considerado como el mínimo para disponer de un monitor a media jornada el próximo curso, asumiendo «buenas condiciones laborales», sostiene.

Suso lleva buen camino, en un sentido amplio del término. Ha cubierto la primera etapa sin problemas, superando las primeras estribaciones de Sierra Morena. Piensa seguir la ruta del Camino Mozárabe, de Córdoba a Mérida, para enlazar allí con la Vía de la Plata. Pero además, ya tiene 90 donaciones que han asumido la mitad de los kilómetros y de la recaudación prevista. A este ritmo, antes de llegar a Santiago ya habrá cubierto sus objetivos. ¿Qué ocurrirá entonces? «Ni siquiera me lo había planteado», asegura Suso, que solo piensa en llegar a Santiago. Pero promete que todo lo recaudado «es para el monitor».