El Papa Francisco, esta semana
El Papa Francisco, esta semana - EFE

El Papa priva del cargo y distintivos episcopales al ex arzobispo de Guam por abusar de monaguillos hace 40 años

Nombra a Wilton Gregory arzobispo de Washington para «rescatar» a Estados Unidos

Corresponsal en El VaticanoActualizado:

En una primera condena muy infrecuente y que puede no excluir otras, el Papa Francisco ha privado del cargo y de los distintivos episcopales al ex arzobispo de Guam, el capuchino Anthony Sablan Apuron, por antiguos abusos sexuales de menores según informa este jueves un comunicado del Vaticano.

La archidiócesis de Guam está en bancarrota desde el pasado mes de enero al carecer de fondos para pagar las 190 indemnizaciones ordenadas por los tribunales. Es la situación de una veintena de diócesis o provincias religiosas en Estados Unidos que trataron muy mal a las víctimas de abusos.

La privación del uso de distintivos episcopales impuesta a Apuron es un tipo de sanción poco frecuente, superior a un mero cese en el cargo diocesano pero inferior a la condena a una vida de retiro o, naturalmente, a la expulsión simultánea del sacerdocio y del episcopado como ha sucedido en otros casos en los últimos meses. De momento, el Vaticano no ha precisado mayores detalles.

Apuron abusó sexualmente de monaguillos en la década de los setentas del siglo pasado, pero los delitos no eran conocidos en público hasta que las víctimas los sacaron a la luz hace cuatro años.

Como primera medida, el Papa le suspendió temporalmente de su cargo de arzobispo de Guam (Estados Unidos) en junio de 2016. Posteriormente, el Tribunal Apostólico de la Congregación para la Doctrina de la Fe le declaró culpable el 16 de marzo de 2018, pero la sentencia no llegó a ejecutarse pues el acusado presentó recurso.

El Vaticano informa ahora que «el 7 de febrero de 2019, el Tribunal de Segunda Instancia ha confirmado la sentencia de Primer Instancia que le declaraba culpable de delitos contra el Sexto Mandamiento con menores».

Según el comunicado, «las penas impuestas son las siguientes: la privación del cargo; la prohibición perpetua de residir, incluso temporalmente, en la archidiócesis de Agaña (Guam); la prohibición perpetua de utilizar los distintivos de obispo. Esta decisión concluye definitivamente el caso. No es posible recurso posterior».

Esto significa que Apuron mantiene, desde el punto de vista sacramental, la condición de obispo, pero no puede usar ningún distintivo ni volver ni siquiera de visita al territorio de su antigua archidiócesis en el Océano Pacífico.

El Vaticano ha informado también el jueves del nombramiento del hasta ahora arzobispo de Atlanta, Wilton Gregory, como nuevo arzobispo de Washington. El cargo más visible de la Iglesia de Estados Unidos fue ejercido de 2001 a 2006, por Theodore McCarrick, expulsado primero del cardenalato y después del sacerdocio por el Papa Francisco por haber abusado de monaguillos hace cuatro décadas, cuando era sacerdote en Nueva York.

El arzobispo afroamericano Wilton Gregory presidió con acierto la conferencia episcopal norteamericana de 2001 a 2004, años en los que impulsó vigorosamente las medidas contra el abuso de menores y la «Carta de Dallas» para la prevención de estos delitos. Su traslado a Washington es una bocanada de oxígeno para todo el país.