Emilio Ortiz, el escritor invidente junto a su perro guía
Emilio Ortiz, el escritor invidente junto a su perro guía - ABC

El escritor ciego que triunfa con sus libros escritos a través del sistema braille

Emilio Ortiz presenta su segunda novela «Todo saldrá bien», después del éxito de «A través de mis pequeños ojos», con más de cien mil lectores

MadridActualizado:

Junto a Spock -un Golden Retriever de 11 años- Emilio Ortiz (Barakaldo 1974) recibe a ABC en el madrileño hotel Villa de la Reina. Este perro de mirada bonachona es el lazo de unión entre el mundo y la oscuridad en que vive Emilio desde que a los 17 años perdió la vista. Este «impedimento» no sirvió para frenar sus sueños de escritor.

Junto a su fiel compañero -está próxima su jubilación; pero asegura que se va a quedar junto a él hasta que Dios quiera- a aprendido a vivir -como el mismo dice- «a vivir en presente continuo». Aficionado a la escritura y a la lectura tras la perdida total de la visión descubrir el sistema braille (y el empleo de otros dispositivos adaptados para ciegos) abrió una ventana para dar salida a su vena literaria.

Una prueba de ello es «A través de mis pequeños ojos» (Duomo, 2017), una tan divertida como conmovedora novela narrada a través de los ojos de un perro guía. Este título fue todo un éxito no solo a nivel nacional; sino también internacional (más de 100.000 lectores). Tras este título en estos días acaba de publicarse por la misma editorial «Todo saldrá bien».

Se trata de una novela policíaca con unos personajes «humanos y perrunos con unas características especiales. Juntos intentarán averiguar qué le ha sucedido a una joven que lleva meses desaparecida. En el primer libro Cross era el narrador, aquí la historia digamos se democratiza el argumento» como nos comenta su autor.

-En la novela se habla de una aventura compartida, ¿es más divertido cuando la unión hace la fuerza?

-En los tiempos que vivimos estamos perdiendo la facultad de trabajar en equipo. Juntos y no separados es como se consiguen las grandes gestas. Cada uno aporta sus conocimientos y de varias partes surge el todo. Entre los protagonistas de esta peculiar agencia de detectives que aparecen en «Todo saldrá bien» se encuentran dos «perronajes» de edades diferentes y están personajes humanos. Estos últimos cada uno con su discapacidad -salvo Nicolás- y sus capacidades diferentes que les hace ser extraordinarios. En todo momento hacen más visibles sus capacidades que sus discapacidades. Eso les convierte en héroes cuyos poderes -el simple hecho de que una persona ciega pueda leer con los dedos o leer un libro con la luz apagada- no les ha venido de Krypton. Son héroes del día a día con sus obstáculos y sus triunfos.

-Mario, un joven emprendedor invidente, Nicolás su amigo del alma, Milagros y Juanma, dos jóvenes con unas capacidades especiales a los que se les unen dos sabuesos Cross, un perro guía ya jubilado y Jazz un cachorrillo de pastor alemán, ¿le gustaría como a sus personajes una aventura así?

-No me importaría. Sería extraordinario y al mismo tiempo muy estresante; pero sinceramente prefiero más la vida de escritor.

-¿Cuál es el secreto del éxito de su primer libro?

-Cuando escribí el primer libro, no lo hice con esa intención. El éxito se lo han dado los lectores. Mi historia o mejor dicho las historias que cuento se mezclan humanos y perros. En la primera, era la visión del mundo a través de los ojos de un perro, en esta segunda es una aventura policíaca compartida entre humanos y perros. La necesidad que tiene en su conjunto la sociedad actual -no solo en nuestro país- de oír voces nuevas, como es en este caso la de Cross, un «perronaje» que no es de nuestra especie y que ofrece una perspectiva objetiva hacia nuestro estilo de vida, pero también desinteresada.

-A través de Cross se habla de segundas oportunidades...

-En la vida te puedes caer, una, dos, tres... pero siempre tienes que tener la capacidad de levantarte y seguir luchando. La vida tiene que ser un aprendizaje continuo. Soy partidario de las segundas, terceras... oportunidades, pero dependiendo en que ámbito.

-Las limitaciones, ¿son las que nos ponemos o las que nos ponen?

-En la vida no son los obstáculos que te ponen; sino los que tú te pones. Todo está en nosotros. Las adversidades son nuestros peores enemigos; pero peor que eso es sucumbir a ellas.

-¿Porqué no hay que dejar de leer «Todo saldrá bien»?

-«Todo saldrá bien» es una novela policíaca y que está encajada en el género negro; pero al mismo tiene muchos puntos diferenciales como es el sentido del humor y los personajes que la protagonizan ya que que todos y cada uno de ellos tienen unas enormes ganas de superarse ante las dificultades. Son gente fuerte, pero también se tratan temas muy actuales tratados con seriedad.

-¿Hay que ser positivo?

-Positivo y guerrero. Los protagonistas de esta novela su positivismo es una fuerza natural que les viene de su adversidad. Son guerreros formados desde que nacieron. Me hace mucha gracia cuando la gente te viene y te dice los problemas que tiene en su día a día y yo les comento fíjate en mí, de cinco sentidos tengo cuatro y en un cajón de mi casa guardo un papel que dice que tengo un 91 por ciento de discapacidad...