Pere Navarro, director general de Tráfico, en una imagen de la semana pasada
Pere Navarro, director general de Tráfico, en una imagen de la semana pasada - ISABEL PERMUY

No habrá nueva ley de Tráfico: Navarro y Marlaska la dejan en vía muerta

Confirma que la detracción de puntos por chatear mientras se conduce se elevará de 3 a 4 o 6 puntos

Actualizado:

La primera medida del anterior Gobierno a la que Pere Navarro, director general de Tráfico, y Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, no darán salida será la nueva Ley de Tráfico que anunciaron en marzo de 2017 sus anteriores homólogos en el cargo, Gregorio Serrano y Juan Ignacio Zoido. Esa ley buscaba, según Serrano, «una Ley de Tráfico del siglo XXI», que se adecuase a las necesidades de la movilidad y la seguridad vial, y modificaciones en los reglamentos de circulación, vehículos y conductores. Según ha podido saber ABC de fuentes de la DGT, el tándem Navarro-Marlaska no podrá «anular» los trámites –ya muy avanzados– del nuevo Reglamento de la Circulación.

La debilidad parlamentaria del Ejecutivo de Pedro Sánchez, unida al hecho de manejar un escenario corto en la acción de gobierno hasta el más que previsible adelanto electoral, impiden a la DGT poder abordar esta reforma de calado, alegan las mismas fuentes.

Tal y como adelantó este periódico, el responsable de Tráfico estudia elevar la detracción por puntos cuando se conduzca chateando o manipulando el móvil. Ayer, Navarro confirmó en Cadena Ser que se barajan dos opciones: o 4 o 6 puntos (actualmente son 3, además de la multa). «Si el tema es de máxima alarma, tendrá que tener su reflejo», afirmó en la emisora. «No es menos nocivo –opinó– hablar por teléfono al volante con el manos libres», puesto que a su juicio, el simple hecho de estar hablando supone una mayor distracción. Navarro lamentó que la industria tecnológica no admitiera la sugerencia de la DGT de no permitir escribir una dirección en un navegador o GPS mientras el coche está en marcha. «Es tal la potencia de la industria que no lo pudimos conseguir», reprobó, según informa Ep.

El «modo coche»

Otra de las medidas que Navarro plantea es que las compañías de telefonía generalicen el «modo coche» como el «modo avión» para evitar las distracciones en carretera, primera causa ya de accidentes mortales en españa. Los fabricantes «van a tener que mover ficha», invocó, si quieren realizar una acción de responsabilidad social corporativa para «atender los problemas que puede haber creado un uso excesivo» de sus productos.