El director general de Tráfico, Pere Navarro, ayer en su primera comparecencia ante la Prensa en su nueva vuelta a la sede de la DGT - EFE

El carné por puntos que quiere Pere Navarro 12 años después de implantarlo

Penalizar el uso del móvil, fomentar la movilidad en las ciudades y castigar el consumo de alcohol, entre las medidas

MadridActualizado:

Pere Navarro lleva 48 horas sentado en la Dirección General de Tráfico (DGT) que ocupó durante casi ocho años. Doce después de implantar el carné por puntos, que «copió» de otros países europeos, el «reincidente» responsable de la seguridad vial en España considera que ha llegado el momento de «actualizarlo, retocarlo». En realidad, Navarro responsabiliza a los gobiernos del PP de no haberlo hecho antes, porque él toma como referencia la tasa de revisión en otros países: Alemania lo implantó en 1974 y lo revisó en 1999; Reino Unido lo puso en marcha en 1982 y lo retocó en 1995; mientras Francia lo reformuló en 2000, ocho años después de aprobarlo.

Esa intención «renovadora» fue lo único que logró arrancarle la Prensa ayer en su presentación ante la ciudadanía para hacer balance de la siniestralidad vial en 2017, porque, como él dijo, quiere presentarlo antes a la Comisión de Seguridad Vial formada en el Congreso de los Diputados.

En su comparecencia de ayer, todo fueron datos negros: el año pasado hubo 20 muertos más que el año anterior (1.830 víctimas mortales), un repunte de un 1%. Si se echa la vista atrás, son 141 fallecidos más que en 2015. La cifra no ha dejado de crecer, y parece que 2018 no va mejor: van ya 587 muertos por los 590 que había en estas fechas del año precedente.

Tal y como adelantó ABC al conocerse el nombramiento de Navarro por parte del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, su plan de actuación contempla medidas para los colectivos vulnerables (ya que entre ciclistas, peatones y motoristas suman el 46% de todos los fallecidos en la carretera) y para reducir la velocidad en las vías secundarias, a 90 km/h en todas, puesto que el 77% de los que pierden la vida en el asfalto en España lo hacen en este tipo de vías.

«No podrás dormir más»

Navarro es un buen comunicador. Sus mensajes son siempre incisivos y con él aterrizaron en su día a España las campañas de la DGT que traspasaban la pantalla del televisor. Ayer volvió a incidir en la importancia de que algunos «claims» o ganchos lleguen directos a los jóvenes. «Si te montas con alguien que ha bebido, es tu responsabilidad, pero si matas a alguien bebido, tienes que saber que vivirás con ello el resto de tu vida, que no te podrás mirar al espejo, que no podrás dormir...».

El alcohol es una gran obsesión para el responsable de Tráfico, que perfila ya el modo de penalizar más su consumo en el carné por puntos que va a reformular. Su ingesta conllevará más puntos detraídos, y su reincidencia también. Uno de cada tres conductores que murieron en 2017 había bebido o consumido drogas ilegales.

Pero, de todos, será el uso del móvil el cambio nuclear que se introduzca en el permiso de puntos que el propio Navarro implantó. El director de Tráfico baraja la posibilidad de ofrecer más puntos (entre 2 y 3) a los buenos conductores, y que se detraigan más puntos por las distracciones al volante. «El uso del móvil ya ha adelantado a la velocidad y el alcohol como la causa que más muertes provoca en nuestro país». Ese salto se produjo en un año: 2016, según desveló ayer en su rueda de prensa en Madrid el político barcelonés.

De las estadísticas que Tráfico ofreció ayer se extrae que el año pasado murieron 508 personas en las ciudades. El 29% de los accidentes con víctimas ocurridos en las urbes tenían como culpable una distracción, en la mayoría de las ocaciones por ir mensajeando en WhatsApp, grabando un audio o tecleando en la pantalla.

También quiere promover la movilidad en la ciudad.

En el ranking autonómico, algunas regiones hicieron bien sus deberes en seguridad vial el año pasado: Andalucía, Canarias, Castilla y León, Galicia, Comunidad Valenciana y País Vasco son las comunidades que pusieron freno al número de fallecidos respecto al ejercicio anterior; Extremadura los mantiene; y en el resto de las autonomías aumenta. En las carreteras catalanas se disparó más de un 42%, según los datos que facilita el Servicio Catalán de Tránsito (porque la competencia de tráfico está transferida).

Según fuentes de toda solvencia a las que ha accedido este diario, Pere Navarro sopesa la posibilidad de divulgar cada año los datos del permiso por puntos. El responsable de Tráfico confiaría así en el efecto disuasorio que podría conllevar que un conductor vea reflejada con cierta publicidad la pérdida de puntos por su mal manejo del vehículo. También está tanteando la opción de retirar o eliminar aquellas infracciones que durante doce años de permiso de conducción por puntos no han alcanzado «relevancia». Es decir, aquellas sanciones que no se cometen con incidencia estadística no acarrearían coste de puntos a partir de ahora, solo una multa económica.

Holanda, Reino Unido y Suecia están marcando el paso en lo que a buenas prácticas de seguridad vial se refiere. Ayer, Navarro lamentó que España ocupaba cuando él dejó «la cartera» de Tráfico el quinto puesto en Europa, y ahora ha caído al octavo lugar. Hay que tomar como «referentes» a aquellos países que lo están haciendo mejor «para avanzar» juntos en la mejora de la seguridad vial.