Musulmanes durante el rezo
Musulmanes durante el rezo - ABC

Los musulmanes compran en subasta una iglesia en Bérgamo para convertirla en mezquita

Era propiedad de la región de Lombardía, gobernada por la xenófoba y anti-islámica Liga Norte, que se hace un clamoroso autogol

La curia de la iglesia católica no mostró interés y los musulmanes la compran por 450.000 euros

Actualizado:

La xenófoba Liga que lidera el ministro del Interior, Matteo Salvini, ha vendido una iglesia que se convertirá en mezquita en la muy católica Bérgamo, ciudad de 120.000 habitantes a 40 kilómetros de Milán. La Región de Lombardía, gobernada desde hace años por la Liga Norte, propietaria de la iglesia, sacó a subasta, como si se tratara de un local o una nave comercial, la que fue iglesia de los capuchinos y desde el 2015 acogía las funciones religiosas de la comunidad ortodoxa rumana de la ciudad, que cuenta con poco más de 2.000 fieles. La iglesia se encuentra enclavada dentro de los muros del viejo hospital Papa Juan XXIII, hoy en desuso. El precio inicialmente fijado era de 418.700 euros. La Asociación Musulmanes se adjudicó ayer mismo la iglesia por 450.000 euros, tras pujar con una subida del 8% el precio de salida de la subasta. La iglesia pasa así del culto cristiano ortodoxo a lugar de culto musulmán. Para la Liga, que se ha distinguido por la defensa de la «raza» y su dura posición contra la inmigración islámica, se trata de un autogol de campeonato.

«Alá desaloja a Jesús»

En el 2015, la Liga había aprobado en Lombardía una «ley antimezquitas», que prohibía la construcción de nuevos edificios de culto islámico, pero no la transformación de los viejos. Los musulmanes han podido eludir esa ley porque el lugar era destinado a culto y seguirá siendo de culto. Lo destaca así el diario « Libero» en un gran titular en primera página: «Alá desaloja a Jesús. Los musulmanes compran la iglesia. Por dos monedas estamos vendiendo el alma», escribe el diario conservador, un reflejo de la gran polémica que ha creado la subasta. El autogol ha producido malestar en la Liga y carcajadas en el resto de partidos. «Cuando se trata de meter dinero en la caja, a la Liga le van bien incluso las mezquitas», ha manifestado Dario Violi, del Movimiento 5 Estrellas.

Un símbolo de la ciudad

Ahora deben pasar 90 días para el proceso de transferir la propiedad a los musulmanes. Algunos miembros de la Liga, furiosos por el autogol, han pedido incluso que se verifique «si han sido respetados los requisitos de integridad moral de todos los que han participado en el proceso para subastar la iglesia». Pero los organizadores de la venta no tienen ninguna duda de que todo ha sido regular y conforme a la ley: «Antes de la subasta se produjo la renuncia de interés por parte de la Curia de la iglesia católica, después se ofreció a la comunidad ortodoxa rumana y finalmente se produjo la oferta de la de los musulmanes que mejoraron en un 8 % el precio inicial de la subasta», ha manifestado el consejero regional de Bienestar, Giulio Gallera. No se dan por vencidos y prometen batalla algunos diputados de la Liga, como Alberto Ribolli: «Esta iglesia representa un símbolo de la comunidad de Bérgamo, donde han sido bautizados miles de ciudadanos». Le hacen eco muchos habitantes del histórico municipio que ven la venta de la iglesia a los musulmanes como un insulto a la tradición religiosa de su ciudad y a los católicos italianos.