Para hacer el sorteo del amigo invisible de una manera más sencilla se puede recurrir a las nuevas tecnologías; también para dar con el regalo perfecto
Para hacer el sorteo del amigo invisible de una manera más sencilla se puede recurrir a las nuevas tecnologías; también para dar con el regalo perfecto - FOTOLIA

El misterioso origen del amigo invisible

Hay quien sitúa el nacimiento del amigo invisible en la Venezuela del siglo XIX; otros aseguran que se trata de una tradición escandinava que rinde homenaje a los ayudantes de Papá Noel

MADRIDActualizado:

¿Quién no ha celebrado el amigo invisible en vísperas de Navidad? Ya sea en familia, entre amigos o con compañeros de trabajo; intercambiar regalos con ese extra de misterio sigue siendo una tradición al alza. Tiene, sin embargo, un origen poco claro y una historia misteriosa.

Hay quien sitúa el nacimiento del amigo invisible en la Venezuela del siglo XIX, cuando a las mujeres casadas o prometidas no les estaba permitido tener amigos íntimos ni, mucho menos, recibir sus regalos. Para esquivar la prohibición, grupos de hombres y mujeres comenzaron a reunirse para intercambiarse obsequios de una manera diferente: los participantes sacaban, de forma aleatoria, un trozo de papel con el nombre de la persona a la que le tocaba hacer un regalo. Lo que empezó llamándose «compadre secreto de papelito» acabó traspasando fronteras pasó a conocerse como «amigo invisible».

De Texas a Escandinavia

Otros se decantan por Estados Unidos como el lugar que vio nacer esta enigmática tradición. Además, se atreven incluso a dar un nombre: el del filántropo Larry Dean Stewart, el Santa Claus Secreto. Era un hombre de Kansas que perdió su trabajo varias veces, siempre en Navidades. Pero, lidiando con la mala suerte y con un destino que parecía avocado al fracaso, invirtió en una televisión por cable y se hizo millonario. A partir de entonces, cada Navidad enviaba dinero de forma anónima a personas que lo necesitaban. No reveló su identidad hasta que supo que estaba muriendo de cáncer. Muchos creen que él fue el verdadero precursor del amigo invisible.

Pero las teorías no terminan aquí. Algunos ven Europa como la cuna de esta curiosa costumbre y aseguran que el amigo invisible procede de Escandinavia. ¿La razón? En los países nórdicos existe una tradición llamada «Julklapp» (Jul: Navidad; Klapp: golpear) que se parece bastante a nuestro juego. Se dan unos golpes en la puerta, se abre y se meten los regalos en casa; un homenaje a los ayudantes de Papá Noel, duendecillos, amigos invisibles que ayudan a repartir los regalos cuando a su jefe no le da tiempo. Cada paquete lleva un acertijo, un poema o una dedicatoria que sirve como pista de a quién va destinado cada obsequio. A diferencia de los que se hace en nuestro amigo invisible, no se limitan a escribir un nombre en un papel.

La ayuda de la tecnología

Sea cual sea su origen, está claro que la celebración del amigo invisible se acerca y que para muchos supone más quebraderos de cabeza que alegrías. La organización es el primero de los problemas. En principio, repartir trozos de papel con los nombres de los participantes parece una tarea sencilla. Sin embargo, se complica si el grupo es muy grande o los miembros viven lejos unos de otros y no pueden reunirse para hacer el reparto. Para solucionarlo, se puede recurrir a la tecnología, vía e-mail o Whatsapp. Existen páginas como soytuamigoinvisible.com o elfster.com que te permitirán establecer la fecha en la que se recibirán los datos del sorteo, información sobre los participantes e, incluso, poner un límite de presupuesto.

Otro problema es elegir el regalo perfecto. Falta de tiempo, escasez de ideas o un presupuesto ajustado suelen ser los hándicaps. Pero también aquí la tecnología puede jugar un papel muy importante.

En busca de un buen regalo

La app de mensajería exprés Glovo, en connivencia con la cadena de tiendas Natura, añadirá en la aplicación una categoría especial llamada «Amigo Invisible» el próximo mes de diciembre. La aplicación te permitirá escoger el tipo de regalo según el sexo del destinatario y el rango de precio. Además, la compra llegará a tu domicilio en 30 minutos. La categoría estará activa del 11 al 22 de diciembre en las ciudades de Barcelona, Madrid, Málaga, Bilbao y Sevilla.

Si eres más conservador y no quieres utilizar aplicaciones para comprar un regalo a tu amigo invisible, siempre se puede recurrir a lo tradicional. Para no arriesgar, los participantes pueden hacer una lista de cosas que desean o que necesitan. No obstante, si prima el factor sorpresa, hay otros trucos como obsequiar a tu amigo con algo relacionado con sus aficiones, fijarte en sus gustos, estar atento a lo que dice quiere. Pero, si no conoces tanto a la persona, regala lo que a ti te gustaría que te regalasen.