Niños aprendiendo a practicar la reanimación cardiaca
Niños aprendiendo a practicar la reanimación cardiaca - VANESSA GÓMEZ

Un menor de 15 años salva la vida de su padre con las técnicas de reanimación aprendidas en el colegio

El hombre sufrió ayer un infarto y su hijo le aplicó masaje cardiopulmonar

Actualizado:

Seguramente no habrá padres más orgullosos de su hijo que los del joven de 15 años que ayer salvó la vida a su padre en un domicilio de Pamplona después de que éste sufriera una parada cardiorrespiratoria en su casa.

Según ha informado la Policía Municipal de Pamplona, de inmediato, el menor le practicó las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), presiones en el pecho junto con emisiones de aire en la boca, por lo que el hombre pudo reaccionar. Cuando llegaron los facultativos médicos encontraron al paciente fibrilando, es decir, el corazón había vuelto a bombear, aunque con ritmo irregular. De esta manera, los médicos que acudieron al domicilio pudieron regularizar el ritmo cardiaco y el hombre superó la crisis.

El servicio médico reconoció que la salvación del hombre pudo ser posible gracias a la buena actuación de su hijo. El joven explicó a los médicos y a los agentes de Policía Municipal que recientemente había recibido en el colegio formación al respecto y que con lo aprendido en aquella jornada, supo cómo reaccionar ante la parada cardiorrespiratoria de su padre.

La Policía Municipal de Pamplona, mediante una nota de prensa, ha querido felicitar al menor «por la excelente labor realizada» y ha subrayado «la importancia de la formación a los jóvenes sobre situaciones de riesgo».