Inundaciones de Mallorca
Inundaciones de Mallorca - EFE

Inundaciones en MallorcaEl Gobierno balear defiende que actuó «desde el minuto uno» tras las inundaciones

El Ejecutivo regional activó el plan especial de emergencia dos horas después del desbordamiento del torrente de Sant Llorenç

Palma de MallorcaActualizado:

La consejera de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno balear, la socialista Catalina Cladera, ha defendido este viernes que el Govern actuó «desde el minuto uno» tras tener conocimiento el pasado martes por la tarde de las inundaciones que estaban afectando al noreste de Mallorca. En una rueda de prensa ofrecida desde el municipio más afectado, Sant Llorenç des Cardassar, Cladera ha señalado que el Ejecutivo regional actuó «con toda la responsabilidad y rigor que precisa una emergencia de este calado».

Cladera ha querido responder de ese modo a las críticas suscitadas tras haber trascendido que el Gobierno balear, que preside la socialista Francina Armengol, activó el plan de emergencia dos horas después del desbordamiento del torrente de Sant Llorenç. Según ha publicado este viernes el diario «Última Hora», el Govern activó el plan especial para hacer frente al riesgo de inundaciones —denominado Inunbal— a las nueve de la noche del martes, después de que a las siete de la tarde se hubiera producido el desbordamiento del citado torrente, a raíz de las fortísimas precipitaciones caídas en apenas un par de horas sobre Sant Llorenç.

Desde la tarde del martes y hasta la medianoche de ese mismo día se contabilizaron 220 litros de agua por metro cuadrado en Sant Llorenç, 232 litros por metro cuadrado en la Colònia de Sant Pere y 200 litros por metro cuadrado en Artà, que fueron las tres zonas más afectadas por las lluvias. Cabe recordar que hasta el momento el número de víctimas mortales por las riadas del martes asciende a 12 personas. Además, se sigue buscando a un niño de cinco años, que continúa desaparecido.

Argumentos del Govern

La consejera ha afirmado este viernes que desde «el primer momento» en que el 112 empezó a recibir llamadas de incidentes en Sant Llorenç, en torno a las seis y media de la tarde, se habría seguido «el protocolo» que correspondía, que era «enviar organismos de emergencia hacia la zona, bomberos, avisar a la Policía Local y a la Guardia Civil», para que fueran resolviendo los incidentes a medida que se producían. Por su parte, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) subió el nivel de riesgo por precipitaciones en Mallorca, que pasó de alerta amarilla a alerta naranja, siete minutos antes de las siete de la tarde.

A partir de las siete se fueron incrementando el número de incidentes comunicados al 112, por lo que con los indicios que se tenían entonces el Govern comenzó a «activar los primeros protocolos», que consistieron en envíar los operativos de emergencia hacia Sant Llorenç para evaluar qué estaba pasando. «A las ocho se ordenó constituir el centro de mando en Sant Llorenç, que a las nueve ya estaba constituido y ya estaba en marcha con los medios que se tenían en aquel momento, que se fueron ampliando a medida que fue avanzando el trabajo» ha indicado Cladera, quien ha recordado que a media tarde «las comunicaciones telefónicas habían caído en el municipio y empezaba a ser un momento confuso».

La consejera ha confirmado que el plan especial de emergencia, en su nivel máximo, se activó a las nueve de la noche. «Activar el Inunbal no quiere decir que haya más medios, sino que como en aquel momento la incidencia era de un calado importante, el Govern asumió de forma reglamentaria el mando y la dirección de todos los miembros que tenían que actuar, que eran muchísimos». Por su parte, la Aemet subió el riesgo de nuevo, de alerta naranja a roja, a las diez de la noche.

Agradecimiento especial

Cladera ha querido dejar «muy claro» que con anterioridad a las nueve de la noche no se habría dejado de actuar. Así, a las ocho y media de la noche la Dirección General de Emergencias «ya hizo un preaviso» a la Unidad Militar de Emergencias (UME) con sede en Valencia de que había una situación de emergencia «complicada». Los efectivos de la UME partieron desde Valencia hacia Mallorca en un buque que salió a las once de la noche.

«No se dejó de atender a nadie durante todas las horas que hubo la primera emergencia», ha recalcado la consejera, resaltando que se atendieron 400 incidentes y que fueron rescatadas 200 personas. «Quiero poner en valor el trabajo que se ha hecho estos días», ha destacado Cladera, al mismo tiempo que ha pedido «responsabilidad a todos», porque, a su juicio, «se ha actuado de manera ejemplar, sin escatimar medios».

En este contexto, cabe recordar que tanto bomberos de Palma como de diversos municipios de Mallorca habían criticado el miércoles al Govern y al Consell de Mallorca, que preside el ecosoberanista de MÉS Miquel Ensenyat, por no haber sido movilizados el martes para participar en las labores de rescate de los afectados por las inundaciones. Hubo también críticas referidas a una posible falta de coordinación operativa entre las instituciones, que tanto el Ejecutivo regional como el Consell negaron.