Vídeo: ATLAS

El Gobierno reduce a 90 km/h la velocidad máxima en las carreteras secundarias

El Consejo de Ministros aprobará mañana el Real Decreto por el que se rebajará el límite máximo de velocidad de 100 a 90 kilómetros por hora en las vías secundarias, que son las que registran más accidentes mortales

MADRIDActualizado:

El Consejo de Ministros aprobará mañana el Real Decreto por el que se rebajará el límite máximo de velocidad de 100 a 90 kilómetros por hora en las vías secundarias, que son las que registran más accidentes mortales. Esta es solo una de las numerosas novedades que prepara la DGT para 2019. Según adelanta ABC/Motor, se establecerán nuevas multas por exceso de velocidad o por utilizar el teléfono móvil en el coche. Además se modificarán los cursos de recuperación de puntos.

[Pincha AQUÍ para leer todas las modificaciones previstas]

También se endurecerán las multas por no llevar el cinturón de seguridad, y se premiará a los conductores que hagan un curso de conducción segura, dándoles 2 puntos más.

Se trata de un paquete de medidas adelantadas por ABC en el mes de octubre. Con ellas se quiere «amortiguar» las cifras de siniestralidad en entornos urbanos, donde los colectivos vulnerables, como ciclistas, peatones y personas en ciclomotor, mueren en elevados porcentajes. Por eso, además de las normas referidas a vehículos a motor también se contemplan una serie de normas que afectarán los nuevos vehículos de moda, como patinetes y bicicletas. Así,

Las diferentes formas de movilidad en la ciudad, como los patinetes eléctricos, van a tener que regularse de inmediato para evitar problemas. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció que su departamento piensa exigir un seguro a quienes se muevan en estos dispositivos, aunque en el borrador de la ley de Tráfico no aparece todavía ningún anexo o apartado destinado a estos vehículos.

No obstante, Tráfico sí ultima un Real Decreto de Codificación de estos «usos» en la urbe, para que cada ciudad haga un inventario a través de la identificación de estos vehículos con un código QR.

La decisión de rebajar el límite de velicidad de 90 a 100 km/h en las vías secundarias estaba en la agenda del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska y del director de la DGT, Pere Navarro, después de que ambos avanzaran su intención de abandonar la iniciativa del anterior Ejecutivo de reformar la ley de Tráfico y apostaran por reformas legales puntales como ajustar los límites de velocidad o aumentar el castigo al uso del móvil al volante.

Según ha expresado Navarro en varias ocasiones, el objetivo de rebajar el límite de la velocidad en las vías convencionales es que España se homologue con otros países europeos como Francia, que recientemente ha reducido a 80km/h y se sitúe más en sintonía con Bélgica, Croacia, Grecia, Italia, o Portugal, que tienen un máximo de 90 km/h en este tipo de vías.

Precisamente, las carreteras convencionales -un carril por sentido- son las que acumulan el 77 por ciento de los fallecidos, donde la mitad de los accidentes se produce por una salida de vía y, como norma general, por exceso de velocidad.

La intención de Tráfico es que la reducción de la velocidad sea efectiva en los primeros meses del año. La DGT se ha fijado un plazo de 30 días para adaptar todas las señales existentes mediante pegatinas, tal y como ya se hizo cuando se redujo temporalmente la velocidad en autovías y autopistas a 110 en 2011.

Esta reducción en el límite máximo afectará a alrededor de 7.000 kilómetros de carreteras en las que hasta ahora se podía circular como máximo a 100 km/h si tenían un arcén de metro y medio.

Además, los conductores de furgonetas, camiones y autobuses que hasta ahora podían como máximo alcanzar los 90km/h en estas vías tendrán que circular con un límite de 80km/h.