El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, esta tarde en la sesión de control al Gobierno en el Senado
El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, esta tarde en la sesión de control al Gobierno en el Senado - EFE

El Gobierno admite que el Brexit afectará a los planes de negocio del sector pesquero

El ministro Luis Planas admite que si no hay acuerdo habrá que adoptar «medidas de contingencia»

MadridActualizado:

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha admitido en el Senado que la falta de un acuerdo del Brexit con la Unión Europea afectará a los planes de negocio del sector pesquero español. Además, aseguró que si la flota española no puede seguir faenando en los caladeros británicos habrá que poner en marcha «medidas de contingencia».

Planas ha explicado cómo está la situación actual de la negociación, en respuesta a una pregunta del senador del Grupo Vasco, José María Cazalis, sobre «las medidas que está tomando el Gobierno para evitar las posibles consecuencias negativas del Brexit en el sector pesquero del Estado español».

El ministro afirmó que hay una «incertidumbre» sobre el resultado final de las negociaciones y que el Gobierno está preparando «una respuesta para cualquier posible escenario». Una situación que afecta a los barcos españoles que pescan en los caladeros británicos, los barcos de pabellón inglés y capital español y los barcos españoles en las islas Malvinas».

La clave de la negociación es la reciprocidad del acceso a las aguas inglesas y el acceso de los productos británicos al mercado europeo. El objetivo prioritario es mantener el acceso a los recursos pesqueros, aseguró Planas, «en las mismas condiciones que ahora. Si hay acuerdo habrá un periodo transitorio hasta diciembre de 2020», en el caso de que no lo aya se aplicarñan medidas para amortiguar los perjuicios.

Casi cien barcos españoles

El senador vasco había advertido de que hay que intentar vincular el acceso a los caladeros con la existencia o no de aranceles para los productos pesqueros del Reino Unido. En el caso de que se vete el acceso habría que implantar este obstáculo para la entrada de productos en la Unión Europea.

En el caso de España, afectará a las capturas que se pescan en la zona: merluza, gallo y rape, con el consiguiente perjuicio a corto plazo para el consumo en España. La más afectada será la merluza, ya que en estas aguas se pescan 4.000 toneladas de las 9.000 que se obtienen en estas aguas jurisdiccionales inglesas.

Los barcos de bandera española que tienen actividad en esta zona son 92,a los que hay que sumar otros 23 con licencias en Malvinas. El volumen total de pesca asciende a 27 millones de euros, que se corresponden con las 9.000 toneladas capturadas. De ellas, 4.000 son merluza y el resto gallo y rape, fundamentalmente. Solo por la venta de la merluza los ingresos son de 14 millones de euros al año.