La paciente, María José Ortega, con su bebé en brazos y el equipo de ginecólogos que ha hecho posible su embarazo
La paciente, María José Ortega, con su bebé en brazos y el equipo de ginecólogos que ha hecho posible su embarazo - EFE
Fertilidad

Ginecólogos españoles consiguen que una mujer con menopausia precoz sea madre con sus óvulos

La técnica, aún en fase experimental, ha tenido éxito en el 60 por ciento de las 12 pacientes en las que se ha aplicado

BarcelonaActualizado:

Ginecólogos del Hospital Clínic de Barcelona han conseguido que una mujer con menopausia precoz ovule de nuevo y se quede embarazada con sus propios óvulos.

La técnica, pionera en el mundo porque en una sola intervención de menos de 45 minutos logra reactivar la reserva ovárica sin riesgos y sin fármacos, se ha experimentado en doce pacientes, el 60 por ciento de las cuales han logrado reactivar su actividad ovárica, según ha explicado el ginecólogo del Clínic Francesc Fàbregues, uno de los impulsores de la nueva técnica.

Fàbregues ha detallado que este procedimiento, que han publicado en la revista «Journal of Ovarian Research», consiste en una laparoscopia para extirpar una parte del córtex ovárico, que posteriormente es fragmentado y reinsertado en el ovario de la paciente. Tras esta intervención se estimula hormonalmente a la mujer durante unas semanas para obtener ovocitos, que luego son fecundados in vitro.

El ginecólogo ha explicado que la técnica se ha aplicado a doce mujeres con menopausia avanzada —una anomalía que afecta al 1 % de las mujeres—, la mitad de las cuales han conseguido tener actividad ovárica tras la intervención.

Experiencia japoneses

El concepto de la activación de la ovulación en pacientes con menopausia precoz fue introducido por un grupo de doctores japoneses que realizaban dos intervenciones quirúrgicas: una para extraer el tejido ovárico, que se fragmenta y, posteriormente, se activa con fármacos durante 48 horas, y otra en la que se reimplanta este tejido en un ovario.

«A diferencia de los japoneses -ha explicado Fàbregues-, que hacen la operación utilizando fármacos y con dos intervenciones, nosotros lo hacemos con una sola intervención y sin utilizar fármacos», ya que el objetivo de su ensayo era «simplificar, optimizar y hacer viable» el proceso que ya se utilizaba en Japón.

La madre del recién nacido a través de este método, María José Ortega, había estado intentando tener hijos durante dos años con diversas técnicas de fertilidad, después de ser diagnosticada de menopausia precoz. Ortega ha explicado que, después de muchos tratamientos, había perdido «totalmente» la esperanza y consideraba otras formas de ser mamá, por lo que acudió al Clínic para una donación de óvulos, pero le dijeron «que había esperanza».