Fernando Giménez Barriocanal (izqda.), Carlos Romero y Rafael Ortega durante la presentación del Congreso Católicos y Vida Pública
Fernando Giménez Barriocanal (izqda.), Carlos Romero y Rafael Ortega durante la presentación del Congreso Católicos y Vida Pública - Eduardo De Sanbernardo

El gerente de la Conferencia Episcopal defiende «la dimensión social» de la fe

Fernando Giménez Barriocanal presenta la XIX edición del Congreso Católicos y Vida Pública, que abordará «la acción social de la Iglesia»

MadridActualizado:

La Iglesia no es una institución más dentro de la democracia. Su labor ha enriquecido la vida social, cultural y económica de España. De esta premisa partió este martes el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, para defender «la dimensión social de la fe».

Durante la presentación del XIX Congreso Católicos y Vida Pública, Giménez Barriocanal explicó que esta «evidente» esfera pública del cristianismo nace «de descubrir en el más necesitado la presencia viva de Cristo». «Allí nace la vocación social de la Iglesia», aseguró el gerente de la CEE, al referirse al tema escogido por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) para el congreso de este año: «La acción social de la Iglesia».

El responsable de las finanzas de la Conferencia Episcopal y presidente de Cope recordó que el enorme impacto que la Iglesia tiene en la sociedad queda plasmado en su memoria de actividades que se publica cada año para dar cuenta del destino de los fondos que este institución recibe a través de la asignación tributaria.

Para ello recordó los cientos de capellanes que atienden a los reclusos en las cárceles o acompañan a los enfermos en los hospitales o los casi 200 centros de titularidad eclesial que el año pasado acogieron a más de 175.000 inmigrantes.

«La Iglesia está con los más pobres, con las personas más vulnerables y ofrece una serie de valores que ayudan a construir una sociedad más justa», insistió el gerente de la CEE.

Durante el acto de presentación, el presidente de la ACdP y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Carlos Romero, explicó que la Iglesia «es capaz de mejorar la vida de miles de personas» y que por ello esta edición del Congreso ofrecerá «el testimonio encarnado» de su acción social. «Estamos ante una gran red de solidaridad que la Iglesia ofrece a la sociedad de nuestro tiempo», enfatizó.

El XIX Congreso Católicos y Vida Pública tendrá lugar del 17 al 19 de noviembre en los sendos campus que la Universidad CEU-San Pablo tiene en Alcorcón y Moncloa (Madrid). La conferencia inaugural, que tendrá lugar el viernes 17 en el Campus Montepríncipe estará a cargo de Víctor Ochen, fundador de la «African Youth Initiative» y premio Mundo Negro a la Fraternidad 2015.

Entre los ponentes de esta edición destacan el presidente de Cáritas, Manuel Bretón; el secretario de Manos Unidas, Ricardo Loy, y el presidente de honor de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel. También estarán presentes el presidente deAyuda a la Iglesia Necesitada (AIN), Antonio Sáinz Vicuña, y la directora de Fundación Red Madre, Amaya Azcona.

La ponencia de cierre del Congreso, que lleva por título «La caridad de Cristo nos urge», será el domingo 17 de noviembre y estará a cargo de monseñor Enrique Figaredo, prefecto apostólico de Battambang (Camboya).