Varias personas se refrescan por la ola de calor en la plaza del Trocadero, en París - AFP

Europa activa la alerta ante una ola de calor sin precentes en un mes de junio

Francia toma medidas para evitar el desastre del episodio de 2003, que provocó 15.000 muertos

¿Cuánto va a durar la ola de calor?

Ola de calor: comprueba la temperatura prevista en tu ciudad y su máxima histórica

París/BerlínActualizado:

Hasta 58 de los 95 departamentos de la Francia metropolitana están en estado de alerta naranja y se teme una canícula «potencialmente peligrosa», con temperaturas de 40 grados centígrados. Esta ola de calor ecuerda a los estragos trágicos del verano del año 2003, cuando más de 15.000 muertes estuvieron ligadas directa o indirectamente a la ola de calor de aquel año.

Dieciséis años más tarde, alcaldías, servicios de urgencia y hospitales se encuentran de nuevo en estado de alerta nacional por la ola de calor. En París y otras ciudades se han habilitado números de teléfono de urgencia(3975, en el caso de la capital), donde pueden inscribirse personas que viven solas o están enfermas. En casos de urgencia, médicos y trabajadores sociales visitarán a los necesitados de socorro inmediato.

Los servicios oficiales de la meteorología nacional anuncian temperaturas superiores a los 40ºC, que pueden traducirse en una sensación térmica de 48º por la humedad entre el jueves y el viernes en algunos puntos de Francia. Se trata de una ola de calor que no tiene precedentes en las últimas décadas.

Aviso a las empresas

A escala nacional, el Ministerio de Sanidad francés ha abierto una línea telefónica, Canícula Info Service, con el fin de informar y estar a la escucha de las necesidades básicas. En las escuelas y guarderías de toda la nación se han tomado medidas especiales, distribuyéndose masivamente un «kit canícula» que incluye botellas de agua, vaporizadores, un manual de instrucciones y una lista de teléfonos de urgencia.

Muriel Pénicaud, ministra de Trabajo, ha dirigido a todas las empresas francesas un comunicado invitándolas a «ser responsables» y les ha aconsejado que «adapten» horarios y equipos de trabajo en función de los problemas que pudieran plantearse.

La Asociación para la Vigilancia de la Calidad del Aire (Airparif) sigue la crisis con una atención particular. El lunes detectó un nivel de polución «media». Pero se teme una escalada imprevisible.

Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación Nacional, ha tomado medidas de excepción. El examen del certificado con el que deben terminar los estudios de enseñanza secundaria 835.000 alumnos ha sido aplazado hasta la semana que viene. «Nuestra primera responsabilidad es garantizar la seguridad de los alumnos. La canícula amenazante que nos acecha nos aconseja ser muy prudentes. La seguridad será nuestra gran prioridad. El certificado de enseñanza secundaria es muy útil en la formación de nuestros adolescentes para integrarse en la vida activa. Pero la seguridad es esencial. Los exámenes se celebrarán la semana que viene», dijo Blanquer.

Récord en Alemania

También el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) espera que mañana se alcancen en el país los 40 grados, lo que batiría el récord histórico en un mes de junio que ostenta, por ahora, la ciudad de Fráncfort, con 38,2 grados registrados en 1947. El récord de calor de todos los tiempos lo marcó Kitzingen, en Baviera, el 5 de julio de 2015 y el 7 de agosto de ese mismo año, con 40,3 grados.

Hoy la mitad del territorio alemán estará ya rozando los 30 grados y por ello las autoridades recomiendan controlar la temperatura corporal con termómetros regularmente, para avisar a emergencias en caso de superar los 37 grados. El portavoz Rainer Löb informó de que tanto en hospitales como en organizaciones de ayuda se están redoblando turnos de atención para poder acudir a todas las llamadas.

Por su parte, el diario «General Anzeiger» de Bonn anima a los ciudadanos a tomar la ola de calor con buen humor y recordó: «A menudo pagamos mucho dinero por ir al sur de España a sufrir estas temperaturas». La prensa austriaca también alertó a sus lectores y señaló que esta semana el país alpino llegará a estar por momentos a la misma temperatura que el valle de la Muerte, en EE.UU., considerado el lugar más cálido del planeta.