ABC

Estas son las frutas y verduras que hay que comer cada mes del año

Aunque están en los supermercados todo el año, cada una tiene su temporada natural

B.G.
MadridActualizado:

La recta final del verano anuncia el cambio de temporada. Siguiendo el ciclo natural, unas frutas aparecen y otras desaparecen, al igual que ocurre con las hortalizas; pero quién no ha encontrado fresas en invierno o uvas en primavera. Desde que el ciclo se ha alterado, la variedad que acompaña al otoño es aún mayor y los productos fuera de temporada que completan las estanterías de supermercados y fruterías se han convertido en imprescindibles.

Termina el verano y llegan las frutas de otoño e invierno

Las frutas que consumir cada mes en función de su temporada
Las frutas que consumir cada mes en función de su temporada - ABC

Con el fin del verano hay frutas que finalizan su maduración. El sol acumulado ya es suficiente y el contenido de dulzor también. Es el caso, sobre todo, del plátano. A pesar de que se venden durante todo el año es en otoño cuando saben más dulces. La temporada natural de la uva también es en otoño, al igual que la del limón que, de la misma manera, se comercializa durante los doce meses.

La mandarina es tanto de otoño como de invierno, desde finales de septiembre hasta marzo se puede disfrutar de ellas, mientras que los mejores aguacates y frambuesas serán los que hay desde octubre hasta abril, según el informe que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación elabora en base al volumen de comercialización. La manzana también es una fruta propia del frío: su temporada natural comienza en septiembre y permanece durante todo el invierno hasta enero. La producción y comercialización correcta de la granada es el otoño, y la del kiwi en otoño e invierno.

El cambio de temporada en las hortalizas

Las hortalizas que consumir cada mes en función de su temporada
Las hortalizas que consumir cada mes en función de su temporada - ABC

Al igual que con el limón o el plátano, la lechuga es una de las hortalizas que se puede encontrar fresca en el mercado y en cualquier época, pero su producción se complica en los meses fríos. El brócoli, las espinacas y la coliflor se producen y se comercializan tanto en invierno como en verano, ya que su temporada va desde finales de septiembre hasta junio. La de la col lombarda termina en marzo, tres meses antes. La remolacha es una hortaliza que se puede encontrar en el mercado desde julio hasta diciembre, pero las de agosto, septiembre y octubre son las de temporada. Una hortaliza que se puede encontrar todo el año es el nabo, pero es propia de octubre, noviembre y diciembre.

En los casos del pepino, el pimiento, el puerro, el rábano, el tomate, el ajo y la berenjena, su temporada es anual, según el informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación elaborado en base al volumen de comercialización de dichas hortalizas.