Protesta ante Bayer
Protesta ante Bayer - AFP

El espionaje a figuras públicas por parte de Monsanto afectó a al menos siete países, entre ellos España

Bayer pidió perdón la semana pasada, cuando el escándalo saltó en Francia

Actualizado:

El espionaje de Monsanto a personalidades públicas como políticos, científicos o periodistas, revelado en Francia y por el que Bayer —propietaria de Monsanto— pidió perdón, afecta a al menos siete países, entre ellos España, según ha anunciado la compañía este martes. «Por el momento, creemos que Fleishman Hillard hizo listas para Monsanto en Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, España y el Reino Unido, así como sobre personalidades vinculadas a las instituciones europeas», ha comunicado Bayer.

El despacho de abogados Sidley Austin, contratado por la compañía alemana, «determinará si esas listas existen también en otros países», agrega Bayer.

Hasta ahora, solo se conocía la lista establecida en Francia. Pero el grupo, después de disculparse, dijo la semana pasada que otros países europeos estaban «muy probablemente» preocupados.

El objetivo de investigar ilegalmente a dos centenares de políticos, periodistas y científicos franceses era conocer sus posturas con respecto a los organismos genéticamente modificados y el glifosato, un polémico herbicida por el que Monsanto se ha enfrentado a varias condenas.